La FSA dejará en manos de los afiliados la composición de las listas para la Junta General

Barbón y Javier Cendón, ayer, en la sede de la FSA.
Barbón y Javier Cendón, ayer, en la sede de la FSA. / MARIO ROJAS

La dirección regional solo actuará para «ordenar» las candidaturas en función de criterios de «territorialidad, de género y formación»

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

Fue una de sus banderas durante las primarias y, ahora, quiere desarrollarlas. Adrián Barbón, secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA) quiere que la militancia sea decisiva en la toma de decisiones. Por ello, y ante el nuevo reglamento elaborado por la Ejecutiva de Pedro Sánchez y que se someterá a la aprobación del Comité Federal, que se reúne este sábado en Aranjuez, el líder del PSOE dejará en manos de los afiliados la elección de los 45 nombres que conformarán las listas para la Junta General del Principado. O lo que es lo mismo, las primarias no solo se ceñirán a la elección del candidato a la Presidencia del Gobierno de Asturias, sino, también, a la de los diputados. Así lo anunció ayer el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, tras la reunión que mantuvo en la sede regional del partido, en Oviedo, con el líder de los socialistas leoneses, Javier Cendón.

La posibilidad de celebración de primarias para la elección de listas electorales para las autonómicas es una de las novedades que establece el nuevo reglamento del PSOE. Hasta ahora, los afiliados solo podían proponer candidatos, pero eran las direcciones regionales las que decidían finalmente los nombres y los puestos en los que concurrirían. Ahora, como avanzó ayer Barbón, se establecerá un sistema de elección mediante listas abiertas que será sometida a la votación de los afiliados. «Ellos propondrán candidatos y ellos decidirán», afirmó ayer Barbón.

La elección de los candidatos se realizará por circunscripciones: es decir, los concejos del Occidente y Oriente elegirán a sus representantes (seis y cinco, respectivamente), y los del Centro -34 diputados- los suyos.

El nuevo reglamento del PSOE

CAMBIOS ENANTESAHORA
Elección del Secretario GeneralÚnica vuelta: se elegía por el voto individual y secreto y resultaba vencedor el más votado.Doble vuelta: si un candidato logra más del 50% de los votos, resulta vencedor en primera vuelta. En caso contrario, se va a una segunda.
Elección al candidato a las presidencias de los gobiernos autonómicos.Primarias abiertas a petición de la Ejecutiva autonómica.Primarias abiertas a petición de la Ejecutiva autonómica o por decisión de la Ejecutiva federal.
Primarias en las comunidades donde el PSOE gobierna.Como norma general no se celebraban salvo que lo solicitara el comité respectivo.Si lo acuerda el comité respectivo o el 40% de la militancia.
Elección del resto de miembros de las listas electorales autonómicas.Las asambleas proponían miembros, pero decidían en última instancia las direcciones regionales. Los militantes proponen nombres y se votan. La FSA «ordenará» esas listas en base a criterios de «territorialidad, género y formación».
Elección de los candidatos a las alcaldías de municipios de más de 50.000 habitantes.Primarias entre militantes.Primarias abiertas a petición de la Ejecutiva autonómica o por decisión de la federal.
Presentación de independientes en las listas.No estaba regulado.Se pueden presentar como cualquier militante, acreditando valores socialistas.
Incompatibilidad de cargos.No estaba regulado.Una misma persona no puede formar parte de dos comisiones ejecutivas.Se puede compatibilizar un cargo orgánico con otro institucional.

Sin embargo, la dirección regional del partido sí mantendrá un control sobre esas listas. Aunque, en este caso, limitado. La dirección regional será la encargada de «ordenar» esas listas atendiendo a tres criterios: «Territorialidad», para evitar que las agrupaciones con mayor número de militantes copen los puestos; «género», para garantizar la paridad de las listas, y «formación», para garantizar que en las mismas estén representados todos los sectores sociales y laborales. La FSA deberá justificar cualquier cambio que se realice en las listas resultantes de esta elección así como, también, la posibilidad de reservarse puestos para posibles independientes.

En un principio, la elección de los candidatos a diputados está dirigida a los afiliados, aunque el nuevo reglamento también abre la posibilidad de que ese proceso se abra también a los simpatizantes. En este caso, Adrián Barbón afirmó que esa decisión la tomará en función de lo que le trasladen las agrupaciones. No obstante, que los simpatizantes participen en los procesos del partido es algo que el secretario general de la FSA ve con buenos ojos.

Más información

En el nuevo reglamento, que se someterá a aprobación en el comité federal del sábado, también se incluye una limitación de doce años para cargos institucionales. Hasta ahora solo era para los cargos orgánicos y desde ahora los concejales, diputados -tanto nacionales como regionales- y senadores no podrán serlo más de tres legislaturas. No estarán sujetos a esta limitación los alcaldes y presidentes de gobiernos, central y autonómico.

También limita el nuevo texto las compatibilidades de cargos, que hasta ahora no estaban reguladas. De esta forma, una misma persona no puede formar parte de dos comisiones ejecutivas ni comités. Una medida que se hace extensible a compaginar cargos institucionales y orgánicos. O lo que es lo mismo, y en clave asturiana, el secretario general de la FSA podría ser, también, presidente del Principado.

«No somos virreyes»

Adrián Barbón afirmó sentirse satisfecho por este nuevo reglamento que da más competencias a los militantes. «Antes estaban solo para pegar (carteles) y pagar (cuotas)», dijo. Respecto a las críticas del sector opositor a su gestión, que el martes acusó al 'sanchismo' de hacer unas primarias «a la carta», el secretario general de la FSA dijo que «no me ha llegado ninguna crítica» hacia el nuevo reglamento e invitó a ese sector crítico a que «exprese, sin miedos, su opinión en los órganos del partido. Porque, como decía mi güela Lala, a la nada no se contesta». Matizó lo de «nada» explicando que se refería a que esas críticas «se están haciendo bajo el anonimato». Sí reconoció que con el nuevo reglamento es la dirección federal la que gana poder en detrimento a los barones territoriales. «Pero somos un partido federal, no una federación de partidos y no somos virreyes en cada territorio», advirtió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos