«No me llamó nadie de la FSA, pero tampoco lo esperaba»

«No me llamó nadie de la FSA, pero tampoco lo esperaba, ni tampoco lo necesito», respondió ayer el alcalde de Siero, Ángel García, cuando se le preguntó si se había puesto en contacto con él algún miembro de la ejecutiva socialista saliente, tras el archivo de la investigación.

«Creo que pedir perdón no cuesta nada, pero yo no necesito que nadie me haga halagos, ni que me dé palmaditas en la espalda», añadió. Para el regidor, «la política es lo que nosotros queramos que sea y con estas actitudes hacemos que sea un terreno de confrontación, enfrentamiento, crispación, rechazo e involución, y yo nunca la he entendido así».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos