López, «deseoso» de terminar su mandato en la AMSO, que no revalidará

Oviedo. El alcalde, Wenceslao López, ayer. / ALEX PIÑA

El alcalde cree que el 'no' de más agrupaciones a la gestión de la ejecutiva de la FSA es una muestra de que en Oviedo «no estaban muy errados»

G. D. R. OVIEDO.

Wenceslao López, alcalde de Oviedo y secretario general de la agrupación local, se confesó ayer «deseoso» de terminar su mandato al frente de la AMSO al considerar razonable que no se compatibilice un cargo público con uno orgánico. «Fui elegido por cuatro años pero han surgido circunstancias imprevistas que han hecho que mi mandato haya tenido que alargarse», admitió. A partir del próximo congreso López dejará las tareas internas y se centrará en su labor como alcalde.

«Siempre he defendido que no se puede ser juez y parte», razonó López. «Quien tiene un cargo público no puede estar al mismo tiempo en uno orgánico, que es quien le tiene que juzgar en la institución; es lo que siempre he dicho y lo que sigo diciendo», aseveró.

López se pronunció también sobre la decisión de la agrupación local ovetense de votar en contra de la gestión de la ejecutiva de Javier Fernández. Fue la primera en hacerlo y luego le han seguido otras. Algo que, a juicio del alcalde, no debe extrañar a nadie. «Si otras agrupaciones hacen lo mismo es una muestra de que no estaban muy errados, de que fue una decisión aparentemente justificada», razonó al respecto.

Fotos

Vídeos