Madrid anima a las bases a votar, facilitará que haya urnas y pide «sensatez» a la federación

A. S. OVIEDO.

La dirección federal que pilota Alberto Garzón remitió ayer una carta a la militancia asturiana en la que traslada su visión de los acontecimientos que han derivado en esta crisis interna. En la misiva se da un mensaje de calma a las bases, se anima a votar en la consulta federal, se garantiza que el domingo habrá urnas allí donde estas se requieran y se pide «responsabilidad y sensatez» a la cúpula regional de Izquierda Unida.

«Animamos al conjunto de la militancia asturiana a que ejerza democráticamente su derecho al voto», dice la carta. Bien por vía telemática, bien en persona, garantizando que la dirección federal asegurará la presencia de urnas en aquellas asambleas locales que así lo requieran. El voto presencial tendrá lugar el domingo. Todo ello tiene que ver con el anuncio de IU de Asturias de que no organizará dicha consulta ni reconocerá su resultado.

En el texto, la dirección federal muestra su «estupor y sorpresa» ante las decisiones adoptadas por la cúpula de IU de Asturias, a la que pide «sensatez y responsabilidad». Recuerda, en concreto, que una federación no tiene competencia para vulnerar un acuerdo federal, como el que tiene que ver con esta consulta, porque «Izquierda Unida no es una organización confederal o cantonalista».

Asimismo, Garzón rechaza el argumento de quienes aducen que el objetivo último de todo este proceso es un pacto forzado con Podemos. El acuerdo marco alcanzado con el partido morado y con Equo, apunta la carta, garantiza «autonomía y flexibilidad» en comunidades y ayuntamientos para abordar esa relación, e incluso abre la puerta a «ir en solitario» si no hay entendimiento. «No se impone a ninguna federación ni a ningún municipio la confluencia», se concreta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos