El PP critica que Moriyón se haya alineado con la «izquierda más radical» por el asturiano

Mercedes Fernández, ayer en la sede regional del PP, muestra el programa de su coalición con Foro para las elecciones generales de 2015.
Mercedes Fernández, ayer en la sede regional del PP, muestra el programa de su coalición con Foro para las elecciones generales de 2015. / A. PIÑA

Mercedes Fernández lamenta que la alcaldesa de Gijón apoyara la oficialidad que proponen Podemos e IU y que «invade la vida de las familias»

DANIEL FERNÁNDEZ OVIEDO.

El Partido Popular mantiene su posición respecto al asturiano. Defiende su uso «con normalidad» y su promoción, pero rechaza de lleno la cooficialidad con el castellano. Y por si hubiera alguna duda sobre la posición de esta formación, fue ayer su presidenta regional, Mercedes Fernández, la que llamó a rebato a su partido para oponerse, sin fisuras, a un modelo impulsado «por la izquierda más radical» de Asturias, que pretende, dijo, «imponer sus artificios». Y en este lado, la dirigente popular sitúa a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, de Foro, quien «abrazó esta bandera de la radicalidad» tras apoyar en noviembre una moción presentada por Xixón Sí Puede e IU, apoyada también por el PSOE, en favor de la oficialidad.

La presidenta del PP de Asturias compareció ayer en la sede regional de su partido para presentar una jornada que se celebrará esta tarde, a las 19 horas, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto (CCAI), de Gijón. Se trata de una actividad en contra de la cooficialidad y en la que intervendrán el catedrático de Derecho y ex presidente de Sociedad Civil Catalana, Rafael Arena; el filólogo y profesor de la Universidad de Oviedo, Félix Fernández de Castro, y Joaquín López, un padre de familia asturiano que abandonó Baleares recientemente por su desacuerdo con el exceso de inmersión lingüística de esta comunidad.

Mercedes Fernández razonó la oposición a la oficialidad basándose en cinco puntos: que el asturiano «ya está protegido», por la Ley de Uso y Promoción aprobada en 1998, durante el Gobierno del popular Sergio Marqués; «no hay demanda» social de cooficialidad; esta medida contemplaría obligaciones en la Educación; supondrá más gasto y burocracia y, a juicio de Fernández, «sería un obstáculo para nuestras empresas», sobre todo aquellas con servicios de atención al público y que «tendrían que asumir el coste» de que sus empleados conociesen el asturiano. Es por esto por lo que advierte de que los asturianos deben ser conscientes de que la cooficialidad «será una invasión de la vida de las familias».

«No hay demanda social de cooficialidad y sería un obstáculo para nuestras empresas»

Desde el PP se explica que la posición contraria de su partido hacia la oficialidad del asturiano no es fruto de la casualidad, sino que responde a una serie de «alarmas» detectadas en los últimos meses. Por un lado, el cambio histórico de la posición del PSOE, que en el último congreso regional -celebrado el último fin de semana de septiembre- aprobó, por solo tres votos a favor (38-35), incluir la oficialidad del asturiano en su programa. «Tendrán los socialistas que explicar a su gente el giro copernicano que han dado y que, me consta, no gusta a amplios sectores socialistas», añadió.

Otra «alarma» fue el posicionamiento de Foro en este mismo tema. Fue especialmente dura Mercedes Fernández con la alcaldesa de Gijón, la forista Carmen Moriyón. A ella le recrimina su apoyo a la moción presentada en noviembre por Xixón Sí Puede e IU en favor de la oficialidad. «Se ha unido a quienes abrazan la bandera de la izquierda radical más radical de esta región», dijo Fernández.

Pacto con Foro

Sus críticas, aunque en este caso más moduladas, las extendió al grupo parlamentario de Foro, que en el último debate sobre el estado de la región votó en contra de una iniciativa popular en la que no apoyó una iniciativa impulsada por el PP contra la oficialidad del asturiano. La presidenta popular recordó que el programa electoral con el que su formación y Foro concurrieron en coalición en las elecciones generales de 2015 no incluía el impulso de iniciativas a favor de la cooficialidad de la llingua.

También cabe recordar que Foro anunció la pasada semana que no apoyará el dictamen de la comisión de estudio sobre el asturiano, que plantea iniciar esta misma legislatura los trámites para la oficialidad. Esta formación ha decidido presentar su propia propuesta, que aboga por una oficialidad sin imposiciones.

Preguntada Mercedes Fernández sobre si estas posiciones de Foro podrían condicionar un posible pacto electoral entre el PP y Foro de cara a las autonómicas de 2028, la presidenta de los populares de la región prefiere ser cautelosa, pero no cierra la puerta a un posible acuerdo: «Analizaremos la evolución de los acontecimientos y esperamos alguna rectificación».

Aprovechó Mercedes Fernández para reiterar que el PP no se mueve ni un ápice en su postura frontal contra la oficialidad del asturiano. Y, además, no la esconde: «Nos oponemos rotundamente a esta imposición. Y lo decimos claramente, sin ambigüedades». Decir «no» a la cooficialidad no quiere decir «no» al uso del asturiano. «Yo misma hablo el bable con total naturalidad y normalidad», dijo. «Lo que no queremos es que se imponga, como persiguen quienes están impulsando desde la radicalidad» la equiparación de esta lengua con el castellano. «Ser partidario de la oficialidad no es ningún termómetro de asturianía. El Partido Popular es tan asturiano como el que más, defendemos nuestra tierra, pero somos claros: no a la cooficialidad», reiteró.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos