El Montepío amplía la denuncia contra Postigo por lucrarse con la residencia de Los Alcázares

José Antonio Postigo. / D. A.
José Antonio Postigo. / D. A.

Acusa también a su pareja, Dorina Bicher, y a su supuesta testaferro de «enriquecerse» a través de un contrato «ficticio» para la limpieza del complejo

ANA MORIYÓN OVIEDO.

El Montepío de la Minería ha ampliado la denuncia interpuesta inicialmente contra José Antonio Postigo y José Ángel Fernández Villa por un delito societario derivado de la investigación abierta en relación al 'caso Hulla' por el Juzgado de Instrucción número 3. La mutua, en su condición de socio único de la empresa Residencial La Minería Los Alcázares, ha interpuesto una segunda denuncia por delito societario continuado, apropiación indebida y corrupción entre particulares contra Postigo en una pieza separada del citado caso, relacionada con el contrato de limpieza efectuado por Residencial de Los Alcázares, en Murcia, a la mercantil Caritime Tesoro S. L. Le acusan a él, a su pareja sentimental, Dorina Bicher, y a una supuesta testaferro de «enriquecerse» a través de esta operación.

La dirección actual del Montepío, encabezada por Juan José Pulgar, responsabiliza tanto a Postigo como a Dorina Bicher, entonces responsable del equipamiento residencial de Murcia, de contratar a una presunta testaferro, Daniela Timis Rodica (administradora de la mercantil Caritime Tesoro), para llevar a cabo un servicio de limpieza «ficticio» en este complejo residencial, «por un precio muy superior al del mercado» y «a sabiendas de que no contaba con los medios materiales precisos para ello», con el único objeto de obtener fondos del Residencial de Los Alcázares en beneficio de los tres. La dirección del Montepío mantiene que Bicher diseñó como 'modus operandi' un contrato «destinado a enriquecer a los investigados» y causando un evidente perjuicio patrimonial a la actividad del Montepío puesto que, según se detectó en una comisión de investigación interna realizada por la mutua, «las cantidades facturadas entre diciembre de 2010 y marzo de 2012 se ingresaban directamente en la cuenta de Bicher, en vez de la de Timis Rodica, pese a ser ésta la que supuestamente debería prestar el servicio». Por todo ello, el Montepío también denuncia por apropiación indebida y corrupción entre particulares a Dorina Bicher y Daniela Timis Rodica, así como por un delito societario continuado a la primera de ellas. El Montepío insiste nuevamente con esta denuncia en su deseo de personarse como acusación particular, condición que el juzgado le ha revocado por considerarle responsable subsidiario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos