El PSOE concede a la militancia la última palabra en acuerdos poselectorales

Pedro Sánchez./Efe
Pedro Sánchez. / Efe

La nueva normativa obliga a consultar a los afiliados las alianzas de gobierno o de investidura con un candidato que no sea socialista

EUROPA PRESSMadrid

La militancia del PSOE tendrá la última palabra en los acuerdos poselectorales que negocie el partido, tanto si se trata de alianzas para gobernar como de apoyar la investidura de un candidato que no sea socialista, según el borrador de reglamento aprobado este lunes por la Ejecutiva Federal y que deberá aprobar el Comité Federal, máximo órgano entre congresos, el 17 de febrero en su reunión en Aranjuez (Madrid).

El documento, que equivale al corpus normativo que guiará la acción del partido, aglutina en un solo texto lo que antes se dividía en varios reglamentos, y establece la obligatoriedad de convocar consultas entre la militancia en estos dos casos y en todos los niveles (municipal, autonómico y estatal), cuyo resultado será "vinculante", ha explicado en rueda de prensa el secretario de Organización, José Luis Ábalos.

Si estas normas hubieran estado en vigor, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tendría que haber sometido a la aprobación de los militantes el acuerdo por el que gobierna con Podemos, mientras que la presidenta andaluza, Susana Díaz, no habría estado obligada a someter a consulta su acuerdo de investidura con Ciudadanos, ya que es el PSOE el partido que gobierna.

"Alumbramos un nuevo modelo de partido que combina la mayor participación posible de la militancia" con la responsabilidad y el control que deben ejercer los órganos de dirección, ha explicado Ábalos.

El militante tendrá también la potestad de revocar al secretario general, dado que son los afiliados los que le eligen, según el razonamiento de la actual dirección del partido. Antes del 39 Congreso Federal, el secretario general podía ser revocado por una moción de censura en el comité correspondiente o si dimitía más del 50% de los miembros de la Ejecutiva, como le ocurrió a Pedro Sánchez en su anterior etapa.

Con las nuevas normas, el comité correspondiente podrá iniciar el proceso de revocación (si lo pide más del 50% de sus miembros), pero sólo la militancia tendrá el poder de hacer efectivo o frenar el cese. Este cambio permite a Pedro Sánchez blindarse en el cargo, dado que hoy por hoy tiene a la militancia a su favor.

No obstante, el reglamento limita a tres los mandatos consecutivos de los cargos orgánicos, así como los de los cargos institucionales no ejecutivos (concejales, diputados, senadores). Con esta regla, el actual líder del partido, Pedro Sánchez, estaría en su primer mandato, ya que entre éste y su anterior etapa se interpuso la Gestora.

Quedarían exentos de límites los cargos que ostenten una jefatura de gobierno, ya sea en el nivel municipal, autonómico o estatal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos