El objetivo de la Alcaldía de Gijón centra las primarias de la FSA entre Pérez y Barbón

José María Pérez saluda al ex director general de Medio Rural y ex alcalde de Taramundi, Eduardo Lastra, y a una afiliada tras presentar, el miércoles, en Gijón, su candidatura a la FSA. / DANIEL MORA

El portavoz socialista en Gijón echa en cara al alcalde de Laviana que ofreciera un pacto de la izquierda «sin entender lo que pasa» en la ciudad

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

No le sentó bien a José María Pérez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Gijón y presidente de la gestora de la Agrupación Socialista gijonesa, que su contrincante en las primarias para hacerse con la Secretaría General de la Federación Socialista de Asturias (FSA), el alcalde de Laviana, Adrián Barbón, prometiera anteayer, en la Casa del Pueblo de Gijón, buscar un acuerdo con IU y Xixón Sí Puede para arrebatar la Alcaldía a Foro. Es más, le achacó no haber consultado antes con los militantes socialistas gijoneses sobre la situación en el municipio: «Es imprescindible entender qué pasa en cada territorio», indicó Pérez.

El edil defendió una política homogénea en toda la región y recordó que IU y las fuerzas de Podemos evitaron que el PSOE gobernara en municipios como Morcín y Langreo, o que en la misma Laviana fuera la abstención del PP la que posibilitó que Barbón tuviera presupuestos. «No podemos plantear que cada municipio sea una isla. Queremos acuerdos leales con la izquierda y exigimos unos mínimos que se cumplan entre todos. Si hay un partido que tiene la mayoría, lo apoyamos, pero también pedimos corresponsabilidad».

José María Pérez, que reclamó un debate «transparente y ante los militantes socialistas» con Adrián Barbón, puso sobre la mesa las difíciles relaciones que el PSOE tiene en Gijón con IU y Xixón Sí Puede y añadió que «los dos últimos años no conviene olvidarlos, porque, si no, haríamos algo bastante inútil. Eso nos tiene que hacer reflexionar». Al respecto, aseguró que «en Gijón la militancia dijo que quería acuerdos hacia la izquierda, pero no a cualquier precio. Eso valía hace dos años y vale hoy. Por ello, antes de hablar en público conviene hablar dentro de casa», en referencia a la promesa planteada por Adrián barbón.

El portavoz socialista tiene claro que en las posibles negociaciones entre las tres formaciones de izquierda hay que tener en cuenta que «cada sitio no es distinto. Somos tres organizaciones nacionales que adoptamos criterios a nivel nacional. Adrián no conoce los detalles de Gijón, por lo que conviene que los valore y los conozca».

José María Pérez también defendió la representatividad que le suponen los 36.000 votos recibidos en las últimas elecciones municipales e indicó que «no estamos dispuestos a cambiar los votos y nuestros valores y principios por un sillón en una empresa municipal o en un organismo público. No buscamos el poder a cualquier costa».

Además, rechazó el planteamiento de que sea el PSOE el que apoye a Xixón Sí Puede: «Se llegó a poner en duda la honradez de los socialistas en el Ayuntamiento de Gijón. ¿Cómo pueden darte esa confianza para pedirte su apoyo? ¿O es que la dignidad depende del interés particular de los otros partidos?», preguntó. También negó que la situación sea equiparable a la del Ayuntamiento de Oviedo, pues recordó que la falta de acuerdo entre las formaciones de izquierda hizo que el PSOE presentara su propia candidatura a la Alcaldía y que IU y Somos Oviedo la apoyaran.

Pero para aclararle todos estos aspectos, y otros, a Adrián Barbón es para lo que José María Pérez reclama un debate entre los dos candidatos, «para hablar en general. Nos presentamos a unas primarias con una visión de muchos elementos comunes, pero también con matices. Lo normal es que la militancia los conozca directamente, sin matices. Además, el clima que se transmitirá se relajará, porque estaremos en casa y en el partido no hay batallas y se refuerza la cohesión interna. Yo tengo claro que un socialista para mí no es un rival», concluyó José María Pérez.

Más información

Fotos

Vídeos