«Ofreceremos negociar los presupuestos y debe haber una reducción de la carga fiscal»

Mercedes Fernández, en su despacho de la Junta General del Principado.
Mercedes Fernández, en su despacho de la Junta General del Principado. / PABLO LORENZANA
Mercedes Fernández, presidenta del PP de Asturias

«Algunas decisiones del equipo que lidera Carmen Moriyón me producen estupor. Sin el PP, Gijón no tendría presupuestos»

OCTAVIO VILLA OVIEDO.

La presidenta del PP asturiano está tranquila. Opina que ni habrá referéndum en Cataluña ni adelanto electoral en Asturias. Parece dispuesta a esperar a que pase el congreso de la FSA para ofrecer una negociación presupuestaria para las cuentas de 2018 al Gobierno. Y deja traslucir de que si todo no son vino y rosas con Foro, hay una parte de la formación forista a la que atribuirle buena parte de la responsabilidad.

-¿Cómo va el noviazgo con Foro?

-Hicimos una gran operación política con la coalición, los asturianos lo apreciaron y nos dieron una victoria rotunda, la segunda vez más rotunda que la anterior. Funcionó. Dentro de dos años tenemos unas elecciones autonómicas y tendremos que hablar los dos partidos, ver si se dan las circunstancias para hablar de coalición. Tenemos algo en común muy importante, que es que queremos que el PSOE pase a la oposición. Tendremos que ver cómo se interpreta mejor a los asturianos y cómo se consigue mejor el objetivo, juntos o por separado. Tengo una magnífica relación con la presidenta de Foro, pero a dos años vista no prejuzgo nada.

-Es que si el objetivo de ambos es que la izquierda no gobierne, parece difícil de entender que el PP dé apoyo a los presupuestos regionales del PSOE y que Foro tenga la Alcaldía de la mayor ciudad de Asturias con el respaldo de Podemos. O escuchar a Couto que 'el PP y Foro son como el agua y el aceite'.

-Propusimos una lista conjunta en Gijón, y si eso se hubiera hecho, hoy tendríamos mayoría absoluta. Es evidente que no fue posible. El PP de Gijón, a consecuencia del triunfo de Foro en las elecciones municipales dio el apoyo para los presupuestos. Sin el PP, Gijón no tendría presupuestos. O hubieran sido cuentas radicales. Los votos de los ediles del PP fueron la clave para que la ciudad tenga presupuestos. Además, a la ciudad le va muy bien el acuerdo con el Gobierno de España. Y lo razonable sería que se sacudieran a Podemos.

-Pero no lo hacen.

-Me pareció increíble que se instaurase en Gijón un salario social. Increíble. Porque es competir con el autonómico y duplicar el gasto a los gijoneses y a los asturianos, porque eso ya está cubierto. Cuando se duplica, es más gasto y más impuestos. Me parece que en ocasiones hay unas decisiones que me producen estupor, en el ámbito político, impulsadas por el actual equipo de Gobierno que lidera Carmen Moriyón. Me producen estupor. El miedo paraliza. Pero en política no se puede estar con miedo, por ejemplo, a una moción de censura. El miedo te paraliza, te cohíbe, te quita creatividad y es inútil.

-El miedo te puede llevar a decir que hay un conflicto lingüístico en Asturias, por ejemplo.

-Esto a mí me pareció una afirmación tan poco ajustada a la realidad y tan fuera de contexto y de situación que me dejó perpleja. Perpleja. Perpleja. Son estas cosas que suceden en mi ciudad. Nosotros tenemos muy claro el horizonte y el panorama de posibles acuerdos. No con Podemos ni con IU. Lo normal es tenerlos con Foro y Ciudadanos. Pero ¿con Podemos? Es inexplicable. Y es verdad que no hay contundencia en el discurso y sí condescendencia por parte de la alcaldesa en las políticas y en los planteamientos que hace Podemos en la ciudad. Mucha condescendencia.

-Tal vez tenga que ver conque la Alcaldía de Gijón es la máxima responsabilidad que detenta Foro. ¿Es también la piedra más incómoda entre Foro y PP?

-Carmen Moriyón está en despedida, por sus propios compromisos de regeneración y de ciclos no superiores a los ocho años. Por eso se abre un horizonte diferente en la ciudad. El regeneracionismo del que hizo gala Carmen Moriyón tiene sus consecuencias y yo creo que será coherente. Le quedan dos años de gobierno si no hay moción de censura, que por lo que dijo el de IU, 'ese tiempo ya pasó'. Debería estar más tranquila.

-Entonces, ¿veremos una lista conjunta en Gijón?

-Hoy por hoy, eso es ciencia ficción. La vez anterior lo intentamos y no lo conseguimos.

-Oblanca ha exigido que se adelante la llegada del AVE a Asturias.

-Lo suscribo. Cuanto antes, mejor. Ahora, que luego el ministro explique que hay no sé que problemas contractuales o de naturaleza técnica... Yo digo que cuanto antes, mejor, porque los asturianos nos merecemos que los plazos se acorten lo más posible y tener resuelto el AVE, al igual que otras comunidades. Y con las mejores características posibles. ¿Ancho internacional? Pues sí, como lo tienen todos los españoles. ¿Por qué vamos a tener aquí el tren de la bruja?

-¿Es posible?

-Entre los deslizamientos de la ladera norte, la impermeabilización de los túneles y tal; y como ni soy ingeniera ni quiero serlo, pues ya me vuelvo un poco cauta, porque los tecnicismos, las cuestiones contractuales con las empresas y las adiciones presupuestarias o no...

-¿Hasta qué punto llega ese compromiso?

-Tengo la convicción del compromiso que tiene el presidente con nosotros. Estuve el pasado lunes con él en La Moncloa, y me demostró que está comprometido con la marcha de este país y con Asturias, también. Eso me da una gran tranquilidad y una gran satisfacción como asturiana.

-¿En qué se va a traducir?

-Ese compromiso existe. A Asturias le vino fenomenal el acuerdo presupuestario, porque Asturias tiene protagonismo en el conjunto del país. La única duda que tengo es ahí (señala hacia el palacio de Presidencia del Principado, que se ve desde su despacho), porque claro, cuando no se pide, no se hace y no se reivindica, nadie te lo trae.

-¿Habla de dejación de funciones por parte del Principado en financiación autonómica?

-Me pareció inaceptable la dimisión de Carlos Monasterio en la comisión de financiación...

-Fue una decisión personal...

-Absolutamente, pero inaceptable. Cuando se está en representación de una comunidad autónoma no se pueden tener berrinches, hay que estar al interés general. Como inaceptables fueron los nombramientos de Monasterio y del señor Llera. Nos los lanzaron a media mañana en dos teletipos, mientras que en otras comunidades, al menos se había hablado con el principal partido de la oposición para tratar de buscar un experto comúnmente aceptado. Aquí no sucedió, porque a Javier Fernández, en muchas ocasiones, le pierde la soberbia. Y uno se fue dando un portazo y el otro hizo un relato de lo que se hizo en la comisión de expertos, pero no nos contó lo que hizo él. Acaso no haya hecho nada, y la nada no se puede explicar.

-¿Qué es lo que no le gusta de lo que proponen los expertos?

-¿El IVA colegiado, que algunos presentan como la gran panacea, en qué consiste? Todas las comunidades autónomas tendrían que decir lo mismo, porque Europa no admite divergencias ni dualidades. Suponiendo eso, tendría que haber un proyecto de ley, bien en el Senado, bien impulsado por la Comisión de Política Fiscal y Financiera, que tiene que llegar al Gobierno de España. Y suponiendo todo eso, ¿para qué un IVA colegiado? ¿para subir el impuesto? (se ríe). Eso no va a poder ser, su desarrollo es ultracomplicado y tendrá que haber otro tipo de medidas, en las que haya posibilidad de acuerdo entre el PP y el PSOE. Si el PSOE niega la posibilidad de acuerdo, ellos tendrán que explicar por qué se paraliza un nuevo modelo de financiación autonómica. Y tiene que haber un nuevo modelo de financiación local, con temas por resolver, como el techo de gasto. Hay ayuntamientos que cumplen y que tienen que tener la posibilidad de gastar los remanentes.

Los presupuestos de 2018

-En junio del año pasado usted hizo una oferta de negociación a Javier Fernández para acordar los presupuestos de 2017. Este año, aún no.

-Asturias está mejor con presupuestos que sin ellos. Habría que preguntarle a Javier Fernández si piensa lo mismo, si prefiere una prórroga presupuestaria. Y volvemos a asistir, porque esto es un 'bis', a la ceremonia diabólica de tratar de articular un pacto entre las izquierdas que no llegó. Las izquierdas en Asturias están permanentemente jugando al tres en raya y siempre pierden. Allá ellos. A ver lo que hace el Gobierno del Principado. El año pasado buscó nuestro apoyo tarde, mal y nunca. Nosotros nos empeñamos en buscar una vía de negociación, pero a Javier Fernández yo sospecho que le venía mal, en clave partidaria, no asturiana. Conseguimos que muchos asturianos no paguen el impuesto de sucesiones y nos pareció una buena negociación. Nos hubiese gustado eliminar el impuesto, pero es imposible con un Gobierno socialista.

-¿Lo asume, que es imposible?

-¿Con un Gobierno socialista? Sí. Los asturianos tienen que votarnos a nosotros, si quieren eso.

-¿Y cuáles serán entonces los parámetros del PP para la negociación presupuestaria de este año?

-Tiene que ser algún compromiso de gasto y alguno en el modelo fiscal. Hay mucho que aminorar en el modelo fiscal asturiano y vamos a poner sobre la mesa una oferta de negociación.

-Sobre el posible acuerdo de la izquierda, la escena es la misma que en 2016, pero con otro escenario.

-Hay más bailarines, ¿no?

-La militancia socialista se ha decidido por el sanchismo, más proclive a pactar con Podemos.

-Puede. Pero en Asturias veo planteamientos casi irreconciliables. Yo no diría políticos, sino que aquí hay enfrentamientos personales.

Barbón y Pérez

-A la FSA llegan dos candidatos jóvenes. Barbón está encuadrado en el sanchismo, el 'no es no' al PP.

-Sí. Lo que no se puede es resentir Asturias de que gane uno o el otro. Gane quien gane, tiene que quedar claro que no puede haber actuaciones o consecuencias políticas que perjudiquen a Asturias y a los asturianos. Que se apañen o se arreglen entre ellos, pero no puede ser que esta región sufra por su falta de entendimiento. No sé si serán capaces de tener madurez o si van a seguir ajustándose cuentas entre ellos.

-¿Hay que esperar a que pase el congreso de la FSA para aclararse?

-Me sorprendió que Javier Fernández no diese un paso al frente, como sí hizo Susana Díaz en Andalucía o Ximo Puig en Valencia. Me sorprendió que no saliese a defender a los suyos. Es verdad que dijo que no se iba a presentar a las próximas elecciones autonómicas, pero me sorprendió, desde el respeto, que no fuese capaz de liderar el PSOE para defender a su gente. Lo veo cansado hace muchos años. Muchos. Parece que está ahí como haciéndonos un favor a todos.

-Luego, lo mejor sería un adelanto electoral...

-No me parece un buen planteamiento para Asturias, aunque la decisión le corresponde al presidente del Principado, y si él toma esa decisión, nosotros estamos preparados. A Asturias sí que le habría venido muy bien una gran crisis de Gobierno, entendida como una remodelación amplia, consistente y contundente, en la que la gente cansada, gastada y muy devaluada en las consejerías hubiese tenido el relevo con personas con más liderazgo e impulso...

-Se ha creado una Viceconsejería de Medio Ambiente.

-Fue una moción de censura a la consejera de Medio Rural. Decidieron que no lo hacía bien, lo que comparto, y le quitaron media consejería. Es un encaje en clave interna, no de Asturias. Como son muy de hacer apaños, lo hicieron así.

-¿Fue por la presión de la industria?

-No lo sé. Creo que esta consejera no estaba ni está acreditada, por su gestión. Habría que preguntarle a Javier Fernández por qué no se decidió a quitarle la consejería, porque quitarle la mitad es una chapuza política.

La 'Pax popular'

-En el PP hay quien dice que hay una pacificación casi total. Pero quedan dos congresos locales muy importantes por definir, el de Gijón y sobre todo, el de Avilés.

-Se resolverá todo bien. No hay fechas todavía, porque ni el presidente de la gestora de Avilés ni el del partido en Gijón plantearon ninguna. Todos los alcaldes, portavoces y presidentes locales pueden decir que yo doy un amplísimo margen de actuación para trabajar. Como dicen en México, no soy 'metiche'. Dejo amplios márgenes de libertad.

-¿Qué le traslada Pedro de Rueda sobre la situación en Avilés?

-Pedro está haciendo un ingente trabajo y está comprometido con la apertura del partido a los avilesinos, tratando de que el proyecto se nutra de muchas más personas. Cuando se quiere que los proyectos sean mínimos, se está perdiendo una gran oportunidad. En el último comité ejecutivo conocimos 32 altas nuevas en Avilés, y Pedro me dice que siguen sumando. Un partido que se abre a la sociedad puede crecer y gobernar en Avilés.

-¿Y en Gijón?

-El presidente y su equipo tienen todas la bendiciones legales. Los tiempos de Gijón pueden ser distintos a otros sitios, porque se hicieron tres congresos en dos años. Tengo pendiente, este verano, una conversación con Mariano en este sentido para ver qué planes tienen. Pero tendrían tiempo muy de sobra.

-Caunedo fue candidato único en Oviedo y preside la junta local. ¿Puede optar a la Alcaldía con el proceso de 'Pokemon' aún abierto?

-Me niego a hacer nominaciones de candidatos a dos años vista, no sería responsable. Tenemos unos tiempos muy sobrados para decidir.

Cooperar o sancionar

-¿Le preocupa la situación de Duro Felguera?

-Es una empresa privada...

-...con más de 2.000 empleos en Asturias.

-Pues sí. Parece ser que hay muchas opciones. No sé qué va a pasar, pero es un motivo de preocupación que espero que se refuerce y se fortalezca. Duro, en Asturias, es mucho más que una empresa.

-Fuera de lo que usted define como 'infierno fiscal' ¿percibe un exceso normativo en el Principado en cuanto a la regulación medioambiental que deben cumplir las empresas?

-Hay una demanda social importante en temas medioambientales. Pero, efectivamente, hay que tener un diálogo constructivo con las empresas, porque no hay empresa que no genere algún tipo de residuos, porque es consustancial a la actividad de las empresas. Es interesante la apuesta de Femetal por la economía circular, con elaboraciones muy sostenibles. En todo caso, a las empresas hay que ayudarlas y hablar con ellas un lenguaje de cooperación, no actuar a golpe de sanción.

Más

Fotos

Vídeos