La oposición responsabiliza al PSOE del cierre de las minas y llama «hipócrita» a Fernández

La oposición responsabiliza al PSOE del cierre de las minas y llama «hipócrita» a Fernández

Los grupos tildan de «decepcionante» el discurso del presidente y le reprochan que «eche balones fuera» ante los desafíos de Asturias

ANA MORIYÓN OVIEDO.

El tradicional discurso institucional del presidente del Principado con motivo del año nuevo resultó «decepcionante» para el resto de los grupos parlamentarios con representación en la Cámara asturiana. La oposición recriminó a Javier Fernández su falta de «liderazgo» ante los tres grandes desafíos que él mismo mencionó en su mensaje navideño -financiación autonómica, futuro de la industria asturiana y declive demográfico- y le reprochó que «echara balones fuera» apuntando a otras instituciones en lugar de asumir sus responsabilidades como máximo dirigente autonómico para hacer frente a estos retos.

Muy criticado por los grupos de la oposición fue, precisamente, que el jefe del Ejecutivo utilizara este discurso para emplazar al Gobierno central a negociar en Europa «unas condiciones flexibles» para prolongar la vida de las explotaciones mineras, cuyo fin está marcado por la Comisión Europea para este mismo año. El portavoz adjunto del PP en la Junta y secretario general de la formación en Asturias, Luis Venta, llegó incluso a calificar de «hipocresía política» la preocupación mostrada por el presidente por la situación del carbón cuando, anotó, «fue el PP quien logró retrasar hasta 2018 el cierre que el PSOE planteaba para 2014». «Esa preocupación que se la explique a sus compañeros socialistas que se empeñan en adelantar el cierre de las térmicas, para lo que votan a favor en el Congreso, en los Ayuntamientos de las cuencas y en los órganos internos del partido», completó.

Podemos también pidió a Javier Fernández y a la FSA que asumieran su responsabilidad en materia industrial. «Carecen de un modelo industrial, por lo que hacen depender nuestra economía de la dinámica estatal y los vaivenes internacionales», criticó el portavoz parlamentario, Emilio León, quien reprochó al dirigente socialista que «frente al cierre de la minería o la crisis de Duro Felguera solo propone poner una vela a San Rajoy y otra a San Fondos Especulativos». Muy duro también con el mensaje institucional de Javier Fernández se mostró el coordinador regional de IU, Ramón Argüelles. «El presidente olvida que fue el PSOE, al que representa, y el PP, que es quien detenta el Gobierno de España, quienes por acciones o inacciones acordaron con Europa que 2018 fuera la fecha límite para el carbón».

Más información

«Pelear por Asturias»

El PP reclamó a Javier Fernández que no se quede de brazos cruzados en la negociación de la financiación autonómica y que «pelee por Asturias», y se quejó de que, aun reconociendo el Gobierno del Principado el declive demográfico como uno de los «principales retos» de Asturias, el Ejecutivo no haya adoptado «ni una sola medida» y «eche balones fuera apuntando a otras instituciones».

Podemos cree, incluso, que Javier Fernández carece de «credibilidad» para hablar del desafío demográfico por su falta de compromiso «con la integración de las escuelas de 0 a 3 años en el sistema público», uno de los principales escollos que impidió que la formación morada apoyara los presupuestos socialistas. Por su parte, IU lamentó que Javier Fernández ocupara parte de su alocución para hablar de la crisis de Cataluña y que no abordase la necesidad de «diálogo, negociación y acuerdo» con la izquierda para tratar de minimizar los efectos de la prórroga presupuestaria. «Se ha perdido una oportunidad para lograr unos presupuestos de izquierda, pero tenemos en estas primeras horas y semanas del año que comienza la oportunidad de consensuar acuerdos entre las fuerzas del cambio para dotar a Asturias de los recursos que de verdad necesita la sociedad asturiana».

La presidenta de Foro, Cristina Coto, no entró a analizar las palabras de Javier Fernández, pero sí hizo público su propio mensaje de fin de año, en el que hizo referencia al «fracaso del modelo político» y a la «necesidad apremiante de un cambio para Asturias». Desde Ciudadanos, el portavoz del grupo parlamentario, Nicanor García, lamentó el «tono de resignación pesimista» del presidente del Principado y reprochó la «falta de liderazgo y de proyecto político» de un gobierno «paralizado» y que «no contiene elementos que permitan encarar el futuro con ilusión, por lo que seguiremos estando en 2018, salvo que lo mejoren factores externos, en declive, y a la cola del crecimiento económico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos