Pablo Iglesias: «Buscamos una casa en el campo para cuidar a nuestros hijos con intimidad»

Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. /REUTERS.
Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. / REUTERS.

El líder de Podemos asegura que adquieren el inmueble para vivir y no para especular

ALEXIS ROMERO

«Nos hemos comprado una casa en Galapagar a 40 kilómetros de Madrid, y para pagarla tenemos a medias una hipoteca de 540.000 euros con Caja de Ingenieros que iremos pagando poco a poco durante 30 años». Este es el comunicado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz de la formación en el Congreso, Irene Montero, han difundido este jueves, 24 horas después de que se conociera que han comprado un chalet en Galapagar.

Iglesias ha asegurado que pagarán «algo más de 800 euros cada uno». Ante las críticas que se deslizaron este miércoles por el elevado valor del inmueble, el líder de Podemos ha manifestado ser consciente de que «muchas familias españolas, incluso con dos sueldos, no pueden permitirse una hipoteca así, y por eso entendemos que es tan importante defender salarios dignos para todos y todas».

«La verdad es que nuestros sueldos», ha explicado, «nos han permitido emprender este proyecto. «La entrada de la hipoteca y las reformas las hemos costeado con una parte de nuestros ahorros. Irene ha necesitado para ello pedir un préstamo a su padre», recoge el comunicado, que destaca que el padre de Montero «ha trabajado toda su vida como mozo de mudanza y su madre es profesora de educación infantil». En cuanto al propio Iglesias, «su padre es inspector de trabajo jubilado y su madre abogada laboralista jubilada. Tenían buen sueldo y le dejarán una herencia que nos ayudará».

Más información

El comunicado también hace referencia a los ingresos de Iglesias, que le habrían permitido afrontar la compra y la hipoteca. «Pablo además del sueldo de diputado una vez hecha la donación correspondiente, presenta Fort Apache y Otra Vuelta de Tuerka y recibe derechos de autor por los libros que ha escrito. Hace dos semanas él tenía muchos ahorros; ahora muchos menos y una deuda de 30 años».

En cuanto a las críticas que dedicó hace años Iglesias al exministro Luis de Guindos por comprarse un ático de lujo en La Moraleja por valor de 600.000 euros, los dirigentes de Podemos han diferenciado que en su caso «compran una casa en la que vivir, no con la que especular». En el momento de la compra del ático fuentes cercanas al exministro explicaron que la intención de Guindos era dejarle la vivienda a su hija o alquilarla.

«Nos criticarán hagamos lo que hagamos»

«En todo caso siempre hemos afirmado que a los ministros y a cualquier cargo público hay que criticarles por sus políticas o eventualmente por su corrupción, no por gastarse su dinero en lo que quieran, mientras lo hagan de forma honrada», han añadido.

Posteriormente, Montero se ha vuelto a referir a esta cuestión en rueda de prensa en el Congreso. «Si me preguntan si en Podemos pensamos que la economía debe estar en manos de la gente y no de los mayordomos de los poderosos, le digo que sí, lo pensaba ayer y lo pienso hoy. De Guindos ha demostrado en multitud de ocasiones que no está para servir a la gente, igual que el PP, que está para servir a los poderosos», ha insistido.

«Pienso que un ministro debe comprar viviendas para vivir y no para especular. Voy a seguir defendiendo que los ministros y los cargos públicos tengamos viviendas para vivir y no para especular», ha añadido, aunque luego ha matizado, preguntada por si estaban acusando al exministro de especular con su vivienda, que «no ha dicho tal cosa».

Los dirigentes de Podemos también han denunciado una suerte de doble rasero que a su juicio sufren por parte de los medios. «Tenemos la sensación de que con nosotros se hacen cosas que no se hacen con otros representantes públicos. Se han publicado fotos de nuestra casa, incluso de las habitaciones con los muebles de los anteriores propietarios. Nos persiguen paparazzi cuando vamos al hospital, al notario o a sacar a los perros», han manifestado.

«No deseamos que les ocurra lo mismo a otros líderes políticos ni a creadores de opinión ni a propietarios de medios de comunicación. Creemos que cualquiera tiene derecho al menos a la intimidad de poder ir a una revisión ginecológica a un hospital público sin que le sigan y le hagan fotos. Pero asumimos que con nosotros funcionan reglas diferentes que con los demás. Sabemos por qué es. También por eso queremos vivir más cerca del campo. Nos criticarán hagamos lo que hagamos», han zanjado.

Cuando se publicó la información sobre el ático del exministro De Guindos, también se publicaron fotos del interior, del exterior y de los muebles, así como detalles sobre la vivienda, que todavía hoy se pueden encontrar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos