Pablo Llarena: «Las órdenes internacionales de detención no se cursan por sospechas»

Pablo Llarena y el magistrado de la Audiencia Nacional, Enrique López, participaron en unas jornadas organizadas por Autosa./MARIO ROJAS
Pablo Llarena y el magistrado de la Audiencia Nacional, Enrique López, participaron en unas jornadas organizadas por Autosa. / MARIO ROJAS

El juez que instruye el 1-0 está a la espera de unas diligencias solicitadas a la Guardia Civil para decidir si reactiva la petición internacional de captura contra Puigdemont

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

«La Euroorden no ha fallado porque no se ha cursado». Así de rotundo se manifestó este jueves en Oviedo Pablo Llarena, el juez del Tribunal Supremo que instruye la causa abierta contra el 1-0 y el ‘procés’ independentista. La decisión tomada el miércoles por el magistrado de no solicitar a las autoridades suizas la detención y extradición de la exportavoz de la CUP, Anna Gabriel, huída en el país helvético, fue cuestionada por varios estamentos. Sin embargo, como hiciera en diciembre, cuando anuló la orden internacional de detención contra Carles Puigdemont dictadas anteriormente por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, Llarena recalcó en la capital asturiana que «las órdenes de detención internacional no deben cursarse por sospechas, sino que deben cursarse el día que se sabe que los hechos tienen indicios racionales de haberse perpetrado».

El magistrado del Supremo que instruye la causa abierta contra los cabecillas del referéndum ilegal del 1-0 y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI), a los que la Fiscalía les atribuye delitos de rebelión y sedición, entre otros, participó en el hotel de La Reconquista en las II Jornadas sobre Delitos Económicos organizados por Autosa, el concesionario de BMW en Asturias. Unas jornadas en las que también participaron Antonio del Moral García, magistrado de la sala segunda de lo Penal del Supremo; Enrique López, juez de la sala de apelación de la Audiencia Nacional, y Javier Gustavo Fernández Teruelo, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Oviedo y magistrado suplente de la Audiencia Provincial de Asturias.

Llarena, en declaraciones a los periodistas, se refirió a la última resolución que dictó, después de que la exportavoz de la CUP, Anna Gabriel, no atendiera la citación para declarar ante él. El magistrado decidió no cursar la petición de detención y extradición de la dirigente anticapitalista, que se encuentra en Ginebra, porque «el objetivo primero es esclarecer unos hechos, cuando los esclarezcamos determinaremos qué procede». O lo que es lo mismo, «las órdenes internacionales de detención no se cursan en función de sospechas, sino por indicios racionales». Sí se mantiene la orden de detención en el caso de que pise territorio español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos