El pacto de izquierdas en Asturias, pendiente de Sánchez, Iglesias y las primarias de la FSA

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 27 de junio, se reunieron en el Congreso. / AFP
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 27 de junio, se reunieron en el Congreso. / AFP

IU y la formación morada posponen hasta finales de semana la reunión para fijar una hoja de ruta común para forzar un cambio de las políticas socialistasLos secretarios generales del PSOE y Podemos se reúnen hoy para negociar acuerdos parlamentarios

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

Una reunión hoy en Madrid puede ser determinante para el futuro político de Asturias. Si la posibilidad de que los tres partidos de izquierda de la región pudieran entenderse y alcanzar un pacto que facilite la gobernabilidad de la región en la segunda mitad de legislatura se antojaba hasta ahora como poco menos que ciencia ficción, el encuentro de hoy entre los secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez, y de Podemos, Pablo Iglesias, puede abrir la puerta a un acuerdo. O al menos allanar el camino para que los tres partidos de izquierdas de Asturias inicien una negociación que hoy está lejana.

Es por ello por lo que PSOE, Podemos e IU mantienen una calma, aunque tensa. Especialmente estas dos últimas formaciones, que han pospuesto hasta finales de esta semana la reunión que tenían previsto mantener hoy para comenzar a negociar una hoja de ruta común para forzar al PSOE a llevar a cabo un giro a la izquierda en sus políticas. Este aplazamiento se ha acordado a petición de la formación morada, esgrimiendo problemas de agenda.

Sin embargo, desde IU se sospecha que este retraso obedece más a una estrategia interna de Podemos y desde la coalición creen que la formación morada trata de «ganar tiempo».

El encuentro se produce tras el acuerdo de Gobierno alcanzado en Castilla-La Mancha

La victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE abrió una nueva etapa en las relaciones entre socialistas y la formación morada. Y en este nuevo escenario, más propicio para el entendimiento, se enmarca la reunión de hoy entre Sánchez e Iglesias. En principio, este encuentro persigue acuerdos parlamentarios entre ambas formaciones para sacar adelante en el Congreso iniciativas de forma conjunta. Sin embargo, en el seno de ambos partidos nadie duda de que en estas conversaciones se ponga sobre la mesa la posibilidad de extender esos pactos a las comunidades y ayuntamientos. Y es, por ejemplo, en este marco de entendimiento donde se enmarca el acuerdo entre socialistas y Podemos en Castilla-La Mancha, que cuenta con la bendición de Sánchez e Iglesias, y que puede suponer la entrada de la formación morada.

Puede hacerse un paralelismo entre el caso manchego y el asturiano. Podemos retiró su apoyo al Gobierno de Emiliano García-Page hace diez meses. Una ruptura que se produjo cuando el presidente de esa comunidad se alineó con el resto de 'barones' socialistas que acusaban a la dirección federal de «podemizar» el partido y le pedían que facilitara la investidura de Mariano Rajoy. Fue el inicio de las hostilidades internas en el PSOE que tuvieron su punto más álgido en el comité federal de octubre, en el que Sánchez dimitió como secretario general y se constituyó la gestora presidida por Javier Fernández. Ahora, tras la aplastante victoria de Pedro Sánchez en las primarias, García-Page enterró su hacha de guerra inicial contra Podemos y les abre la puerta de su Gobierno.

Polos opuestos

Pase lo que pase en la reunión de hoy entre los líderes del PSOE y Podemos, lo cierto es que un acercamiento entre ambos tampoco aseguraría un cambio de estrategia inmediato de Podemos en Asturias. Sobre todo porque las posturas mantenidas entre ambas formaciones en la región han sido totalmente contrarias a cualquier posibilidad de acuerdo. Es por ello por lo que desde el PSOE se confía en que un acercamiento entre Sánchez e Iglesias pueda, cuando menos, abrir la posibilidad a una negociación en Asturias que hoy por hoy es casi imposible.

La formación morada tampoco ha mantenido una buena relación con IU en estos dos años de legislatura. Y esas asperezas no parecen haberse limado. En una entrevista publicada ayer en EL COMERCIO, el secretario regional de la formación morada, Daniel Ripa, afirmó que «no vemos creíble que un Llamazares -portavoz de IU en la Junta- que dio la investidura al PSOE cambie su estrategia de un día para otro», en alusión al ofrecimiento de acuerdo que propone IU para forzar un giro a la izquierda del PSOE.

Pero no solo se mira con lupa el encuentro de hoy entre Sánchez Iglesias. También desde Podemos e IU se sigue atentamente el proceso de primarias de la FSA. Aunque desde la formación morada, como afirmó Ripa en la entrevista publicada ayer en EL COMERCIO, no tiene un favorito, lo cierto es que un sector de este partido no oculta que un triunfo del 'sanchista' Adrián Barbón facilitaría un posible acuerdo futuro, frente a la opción del 'oficialista' José María Pérez.

Tampoco ocultan sus preferencias desde Izquierda Unida. Hace una semana, el coordinador general de la coalición en Asturias, Ramón Argüelles, reconoció que «es más fácil que el PSOE gire a la izquierda con Barbón».

Es por ello, por lo que los tres partidos de izquierda parecen haber asumido que la posibilidad de alcanzar un acuerdo en Asturias no será cercana, sino que, en gran medida, dependerá del grado de entendimiento que alcancen Sánchez e Iglesias y del resultado de las primarias en el PSOE asturiano.

Fotos

Vídeos