El parlamento asturiano descarta actuar contra el cupo vasco

La proposición no de ley presentada por Ciudadanas contó con el respaldo de IU, con el rechazo del PP y Foro y la abstención de socialistas y Podemos

EFE

El parlamento asturiano ha descartado hoy pedir al Gobierno regional que actúe judicialmente en defensa de un sistema de financiación autonómico "justo y solidario" y en contra de los desequilibrios de la forma en la que se ha calculado el cupo vasco para los próximos cinco años.

La proposición no de ley (PNL) presentada por Ciudadanas contó con el respaldo de IU, que defenderá en este mismo pleno otra iniciativa similar en la que se pide que se presente un recurso de inconstitucional, con el rechazo del PP y Foro y la abstención de socialistas y Podemos.

La PNL pedía al Ejecutivo que preside Javier Fernández que se pronunciase contra las consecuencias que para la solidaridad territorial va a tener el cupo vasco acordado entre el Gobierno del PP y el de esa comunidad autónoma para el quinquenio 2017-2012 y que adoptase las medidas necesarias para corregir los desequilibrios que genera.

Asimismo reclamaba explicaciones al Gobierno central sobre el método utilizado para calcular ese cupo que para Ciudadanos supone una sobrefinanciación de la haciendas vascas que no sólo no se corrige con este nuevo acuerdo, sino que se acrecienta ya que considera que en los últimos diez años se ha doblado el coste de las transferencias asumidas por la comunidad foral y, por lo tanto, se reduce la aportación que hace al Estado.

El diputado de la formación naranja Armando Fernández Bartolomé ha criticado la opacidad con la que se calcula y los privilegios que supone para esa comunidad, que dobla la financiación por habitante a la que recibe Asturias, y que le permite tener una fiscalidad más baja.

El bipartidismo, en su opinión, está detrás de esta situación porque "ha sobredimensionado el voto de los partidos nacionalistas haciendo concesiones de competencias y económicas "por debajo de la mesa", una situación que no puede seguir así porque tiene que haber equidad e igualdad.

Para Margarita Vega, el PSOE tiene claro que hay que defender una financiación justa, pero también que no se puede cuestionar la singularidad vasca, aunque beneficie a las comunidades forales, que reciben el doble de recursos por habitante y hacen escasas aportaciones a los mecanismos de solidaridad.

En su opinión, hay que buscar financiación adecuada para el conjunto de las comunidades autónomas y conseguir que la negociación del cupo vasco se haga con transparencia y defina su aportación a la solidaridad nacional.

El popular José Agustín Cuervas-Mons ha señalado que si Ciudadanos aborda ahora esta cuestión es por oportunismo, que si plantea agravios comparativos es con el único objetivo de sacar réditos electorales y que si los plantea a través del cupo vasco es porque en esa comunidad autónoma la formación naranja no tiene ningún diputado.

Desde Podemos, Enrique López ha señalado que el problema no es concierto vasco, sino el sistema de cálculo, y que lo verdaderamente importante es defender la suficiencia financiera de todas las comunidades con un sistema de financiación autonómica que no se vea perjudicado por la corrupción ni por intentos recentralizadores de competencias.

La presidenta de Foro, Cristina Coto, ha acusado a Ciudadanos de oportunismo y cinismo porque también Cataluña está sobrefinanciada y porque a Asturias no le va mal por un cupo vasco que, en su opinión, tampoco es lo que hace que en esa comunidad tengan menos impuestos porque cuando aquí llegó la riada de fondos mineros, no se bajaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos