Pedro Sánchez señala a Adrián Barbón como candidato del PSOE al Principado

Los asistentes aplauden la intervención de uno de los afiliados, bajo la atenta mirada de Pedro Sánchez, anoche, en Oviedo. / MARIO ROJAS

El secretario general del PSOE, que reiteró en Asturias su plan de «blindar» las pensiones en la Constitución, dio su apoyo al líder de la FSA como candidato regional

CHELO TUYA OVIEDO.

«Tengo que confesaros algo», empezó diciendo Adrián Barbón. «¿Que tienes miedo?», le preguntaron desde el público al secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA). «No, la izquierda nunca puede tener miedo», apuntaba entre risas. Sin embargo, no fue la confesión del lavianés la que generó más sorpresa en el abarrotado salón del Hotel Ayre de Oviedo donde casi medio millar de personas acudieron a escuchar las propuestas de Pedro Sánchez para garantizar las pensiones. Fue la del secretario general del PSOE la que dejó el más claro impacto en los asistentes: «Si alguien representa el futuro y la esperanza para Asturias ese es Adrián Barbón a partir de mayo de 2019».

Cuando el melón de la candidatura a las elecciones autonómicas y municipales está aún por abrir oficialmente y se especulaba no solo con el nombre de Barbón, sino también de los consejeros Fernando Lastra o Guillermo Martínez, o el exconsejero Francisco Blanco, Sánchez dejó claras sus preferencias. Y no solo para la Presidencia del Principado. También apuntó que «necesitamos que Wenceslao siga gobernando en Oviedo», en referencia al alcalde de la capital, presente en el acto.

Unas palabras, las suyas, que fueron aplaudidas por un auditorio en el que también se encontraban los consejeros Dolores Carcedo y Francisco del Busto; el presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo, y diputadas como Nuria Devesa. Fue la representante de la Agrupación Municipal Socialista (AMSO) Delia Losa la encargada de abrir el fuego: «El PP ha vaciado la hucha de las pensiones y luego se ríe de nuestras propuestas para imponer impuestos a la banca, a la misma banca que ellos han rescatado».

Un hilo argumental del que también tiró Adrián Barbón, quien llamó a «la rebelión democrática. Ha llegado la hora de decir al PP ¡no os vamos a consentir ni una más!» en la antesala al discurso de su jefe de filas, quien reiteró la propuesta que presentó anteayer en La Línea de la Concepción y que llevará mañana a La Coruña, en sus asambleas abiertas: «Hay que blindar legal y constitucionalmente las pensiones, la sanidad y la educación».

La elección de la viuda

Pedro Sánchez, cuyo discurso fue cortado en numerosas ocasiones por los aplausos de un público entregado, anunció la intención de su equipo de «derogar la reforma de las pensiones que llevó a cabo el PP en 2013». Además, cree que hay votos suficientes en el Congreso de los Diputados «para hacer que se cumpla la ley, la de 2011, la que decía que había que incrementar las pensiones, sobre todo las de viudedad».

Porque las mujeres con ingresos inferiores a 500 euros al mes -«soy viuda y tengo que elegir entre comer y pagar los medicamentos o la calefacción», aseguró una de las asistentes- fueron una de las banderas levantadas por Pedro Sánchez. «Hay un claro incumplimiento de la ley respecto a esas pensiones», explicó, a la vez que anunció que «si el PP quiere recuperar el Pacto de Toledo debe vincular la subida de las pensiones a la del IPC y los salarios».

Frente a los mensajes, dijo, «del miedo, de las derechas que dicen que no habrá pensiones», Sánchez aseguró que «sí es posible garantizar el sistema público, con políticas solidarias» en contra, apuntó, «de las del PP, que llevan a un recorte del 11% de la pensión en cinco años».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos