Piernavieja quiere acercar Podemos a la gente mayor y dar más poder a las bases

Héctor Piernavieja, arriba, y Daniel Ripa, abajo, en la Junta. / Á. PIÑA
Héctor Piernavieja, arriba, y Daniel Ripa, abajo, en la Junta. / Á. PIÑA

El sector crítico aboga por que la corrupción deje de acaparar su actividad parlamentaria y por reorientar los recursos para que lleguen a los órganos municipales

ANA MORIYÓN OVIEDO.

La puesta en marcha de la III Asamblea Ciudadana de Podemos Asturias ha abierto un profundo debate interno sobre la necesidad, o no, de realizar cambios de calado en la estrategia política de la formación morada. El surgimiento de una corriente crítica con la dirección de Daniel Ripa, con cierto peso además dentro del propio grupo parlamentario, ha puesto sobre la mesa cuestiones que serán sin lugar a duda objeto de debate en el proceso abierto para la renovación de los órganos del partido.

El sector crítico, impulsado por el diputado Héctor Piernavieja, aboga por llevar a cabo reformas en los mecanismos de organización del partido para dotar a las bases no ya de más capacidad de participación, que también, sino de más poder de decisión. El parlamentario reconoce que la estructura organizativa de la formación tiene cierta complejidad por la cantidad de espacios de debate abiertos -círculo autonómico, círculos municipales, consejo territorial...- que, en su opinión, deberían estar «mejor conectados entre sí». «Podemos necesita dotar estos espacios de mecanismos de conexión para que la gente no se encuentre con muros para participar en las decisiones del partido en función del espacio de discusión en el que se encuentra», argumenta el parlamentario, quien entiende que es el momento de recuperar el compromiso de la formación de someter a la aprobación de sus bases -a través de consultas periódicas- la gestión del partido. «Podemos Asturias fue una de las agrupaciones que apostó por las consultas telemáticas en Vistalegre I pero, mientras éstas ya se han puesto en práctica en otros territorios, aquí no se les ha dado ninguna oportunidad», reprocha.

FECHAS CLAVES

Del 22 al 27 de noviembre
Inscripción de candidaturas y listas.
Del 2 al 8 de diciembre
Campaña electoral.
Del 9 al 13 de diciembre
Votación de candidaturas.
15 de diciembre
Proclamación de resultados.
Del 8 al 14 de enero
Conferencia política de documentos.
Del 15 al 19 de enero
Votación de documentos.

Alerta también el diputado de que, en la actualidad, la única conexión que estos espacios de debate tienen con el partido es a través de la vía telemática. Una circunstancia que, asume, alimenta la fractura generacional y supone limitaciones a quienes viven en las áreas rurales -con más restricciones en cuento a acceso a internet- para participar de forma activa en esta organización. Precisamente por este motivo, el sector crítico pretende corregir este «abuso de la digitalización» por parte de la organización e, incluso, habla de adoptar otras medidas que permitan acercar a las personas de más edad a los espacios de debate del partido.

«Liberar a la Junta»

Héctor Piernavieja anota, además, la necesidad de reorientar los recursos de los que cuenta en estos momentos el partido para que lleguen a todos los espacios de debate, especialmente a los municipales, que el diputado entiende que deben «fortalecerse». Y, también en un intento de aprovechar mejor los recursos, Piernavieja defiende la importancia de «liberar» a la Junta General del debate en torno a la corrupción para poder focalizar el trabajo del grupo parlamentario en «impulsar iniciativas transformadoras».

Tanto la corriente crítica como el sector oficial, dirigido por Daniel Ripa y Emilio León, con el apoyo que ya ha hecho público el también parlamentario Andrés Ron, han empezado a mover hilos para buscar respaldos de cara al inminente proceso interno. Los primeros, por ahora, se han limitado a mantener contactos puntuales con personas vinculadas a diferentes órganos del partido y a explicar sus propuestas a ciudadanos que aún no participan en la agrupación para buscar potenciales apoyos. «Estamos teniendo muy buena acogida», asegura Piernavieja.

Queda por saber, sin embargo, si la corriente crítica se conformará con tratar de imponer sus propuestas mediante la aprobación de sus documentos en la conferencia política que tendrá lugar el próximo mes de enero o si, por el contrario, decide dar un paso más y presentar una lista alternativa para tratar de arrebatar la Secretaría General a Daniel Ripa. Se sabe en este sentido que Piernavieja ha defendido en varios foros de debate lo efectivo de desvincular la negociación de los documentos que deben dirigir la estrategia política del partido con la elección de los máximos representantes de la formación, aunque a nadie se le escapa que es muy difícil introducir propuestas que no cuenten con el respaldo de la candidatura más votada.

Por otra parte, afines al sector oficial ya han organizado encuentros en defensa de la labor de la actual dirección que, se da por hecho, volverá a concurrir a las primarias para revalidar el cargo. No obstante, es una cuestión que no ha confirmado aún ni Daniel Ripa ni los suyos. Mientras tanto, la tensión entre los miembros del grupo parlamentario es evidente. Se pudo comprobar la semana pasada durante el debate sobre el estado de la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos