Podemos advierte a Iglesias de que los pactos en la región «se deciden en Asturias»

Emilio León y Javier Fernández se cruzan en los pasillos de la Junta. / PABLO LORENZANA
Emilio León y Javier Fernández se cruzan en los pasillos de la Junta. / PABLO LORENZANA

El diputado Emilio León dice que el acercamiento entre su formación y el PSOE a nivel nacional «no cambiará la relación con los socialistas en el Principado»

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

Hay un dicho muy común en EE UU, popularizado a nivel global por la serie de televisión 'CSI', que «lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas». Podemos Asturies ha hecho suya esta frase para lanzar un mensaje claro y rotundo al secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias. El regreso de Pedro Sánchez al liderazgo del PSOE a servido para abrir un etapa de acercamiento entre Podemos y socialistas, que se materializó en la reunión mantenida el lunes y en la que ambos partidos se comprometieron a impulsar iniciativas conjuntas y «resolver sus desacuerdos», tanto a nivel nacional, como regional. O lo que es lo mismo, la posibilidad de extender estos acuerdos nacionales a los parlamentos autonómicos en los que la izquierda, como ocurre en el Principado, es mayoritaria. Pues bien, desde Podemos Asturies se aplaude ese nuevo clima de entendimiento entre Iglesias y Sánchez, pero a la vez se envía una advertencia a su líder: «La situación de Asturias se decide en Asturias».

La frase la pronunció ayer el portavoz de Podemos en la Junta General del Principado, Emilio León, tras la reunión que mantuvo, en compañía de la también diputada Lucía Montejo, con representantes de la Asociación de Maestros Capacitados.

En la reunión que celebraron el lunes los dirigentes del PSOE y Podemos se acordó impulsar una serie de medidas en materia de política social. También llegó a ponerse encima de la mesa, aunque no era un tema prioritario, la posibilidad de establecer marcos de colaboración similares en aquellos parlamentos regionales en los que la izquierda sea mayoritaria, como es el caso de Asturias. Sin embargo, se optó por aparcar ese tema, aunque con la voluntad por ambas partes de retomarlo más adelante.

«Barbón y Pérez deben dar pruebas de qué quieren cambiar antes de ser elegidos»

En Asturias, esta situación de 'stand by' incomoda a Podemos, una formación que siempre se ha alejado de cualquier pacto con el PSOE regional. Es por ello que su portavoz en la Junta, Emilio León, lanzara ayer un aviso a la dirección nacional. «La situación en Asturias se decide en Asturias», advirtió, descartando que ese acercamiento entre ambas formaciones a nivel nacional pueda extenderse a la región en el escenario actual.

Hace tres semanas, el presidente del Principado, Javier Fernández, propuso a Podemos e IU iniciar un diálogo para alcanzar un acuerdo que permita dar estabilidad institucional a la segunda mitad de legislatura, así como desbloquear la actividad legislativa en el Parlamento. Tanto la formación morada, como la coalición, rechazaron ese ofrecimiento, esgrimiendo, en ambos casos que la oferta del presidente regional «no es creíble». Fue entonces cuando IU propuso a Podemos iniciar una hoja de ruta y sumar sus fuerzas en el Parlamento asturiano -nueve diputados 'morados' y cinco de la coalición- para forzar al PSOE -tiene catorce representantes en la Cámara- un giro a la izquierda en sus políticas. Estas negociaciones comenzarán el próximo martes.

Primarias de la FSA

Un pacto de la izquierda en Asturias no solo ha sido propuesto por Javier Fernández. También por los dos candidatos a relevarle al frente de la FSA: el 'sanchista' Adrián Barbón y el 'oficialista' José María Pérez. El primero, el día de la presentación de su candidatura, afirmó que lo primero que haría si es elegido secretario general de los socialistas asturianos es impulsar un acuerdo de la izquierda en Asturias y en Gijón; el segundo, también, pero en el que impere el «sentido de corresponsabilidad».

Mientras en IU no ocultan que un triunfo de Barbón en las primarias «facilitaría» un acuerdo con el PSOE, Emilio León lo pone en duda. El portavoz en la Junta prevé que la relación de su partido con la FSA «no parece que vaya cambiar» tras las primarias, porque «Pérez y Barbón son el mismo software, uno es Windows 95 y otro Windows 98, con apenas unos años de diferencia, pero con las misma lógica».

Emilio León, no obstante, no cierra las puertas a un posible acercamiento con el PSOE tras las primarias. Eso sí, lo condiciona a que los dos candidatos «den pruebas antes de ser elegidos de qué cosas van a cambiar, porque hasta ahora solo hemos escuchado voces para pegarse por las sillas de Ferraz -calle madrileñas donde se encuentra la sede federal del PSOE- y nada sobre el Montepío de la Minería».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos