Podemos aprieta al Gobierno, que rechaza bajar impuestos para pactar el presupuesto con el PP

Pleno en la Junta del Principado de Asturias./Daniel Mora
Pleno en la Junta del Principado de Asturias. / Daniel Mora

La formación morada pide duplicar en diez años el parque de vivienda social para apoyar las cuentas

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

El pleno de la Junta General del Principado oficializó esta mañana una realidad que se daba por hecha: en 2018 habrá presupuestos pactados con la izquierda o no los habrá. El presidente, Javier Fernández, remarcó en varias ocasiones que no irá más allá en las rebajas de impuestos aprobadas en los últimos años y, por tanto, descartó los ofrecimientos de acuerdo que le llegaron de PP y Ciudadanos. Eso abre la vía a un entendimiento del PSOE con Podemos e IU como única opción, que a estas alturas se antoja complicada. La formación morada reclama, entre otras cosas, un giro en la política de vivienda que en diez años duplique el actual parque de pisos sociales.

La derecha, consciente de las dificultades de la izquierda para entenderse, exprime ese filón. La presidenta del PP, Mercedes Fernández, se ofreció como alternativa sensata de acuerdo frente a la opción "radical" que a su juicio encarnan Podemos e IU. El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, ahondó en ese discurso, aunque en términos más moderados, reclamando imitar el modelo andaluz que eleva el mínimo exento en el impuesto de Sucesiones al millón de euros.

Pero el presidente cerró sin matices ese camino. Dejó claro que no contempla avanzar en más rebajas de impuestos porque eso "desnaturalizaría" el programa electoral con el que se presentó a las últimas elecciones. Y remarcó que la apuesta, pese a los intentos fallidos de los últimos años, sigue siendo el diálogo con Podemos e IU.

Pero no lo va a tener fácil. El pleno de ayer aprobó las conclusiones de la comisión de investigación sobre las listas de espera sanitarias que supone un misil dirigido a la política del PSOE y del Gobierno. Todos los grupos salvo el socialista respaldaron el dictamen impulsado por Podemos. El partido morado, además, planteó como clave de un posible acuerdo presupuestario una ambiciosa propuesta para duplicar en diez años el parque de vivienda social, pasando de los 10.000 pisos actuales a 20.000. Podemos rechaza movimientos presupuestarios de pequeño calado y pide un compromiso en firme.

Fotos

Vídeos