Podemos emplaza al Gobierno a aceptar su oferta presupuestaria sobre sanidad

La misma pasa por la dotación de 230 puestos y la creación de 200, «y que sería el inicio de la solución a las listas de espera»

EFE

El diputado de Podemos Andrés Fernández ha emplazado hoy al Gobierno a atender sus demandas sobre el aumento de plantillas en la sanidad pública planteadas en la negociación presupuestaria, que pasan por la dotación de 230 puestos y la creación de 200, "y que sería el inicio de la solución a las listas de espera".

Fernández ha trasladado este emplazamiento al Ejecutivo durante el pleno de la Junta General del Principado que se celebra hoy y en el que ha preguntado al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, por las medidas para garantizar un sistema de acreditación ágil y eficiente para los demandantes de empleo en el Servicio de Salud.

Así, ha incidido que para el colectivo afectado la baremación "es fundamental" dado que ella depende "si entran o no a trabajar" y ha lamentado que, hasta ahora, sólo se actualizase cada dos años y que el Principado haya prolongado durante casi un año el proceso para actualizar dichos procedimientos.

En su respuesta, el consejero ha garantizado que en enero se trasladará a los sindicatos en la mesa general de negociación de la función pública el nuevo procedimiento de baremación de méritos elaborado por su departamento que permitirá su actualización permanente por los demandantes de empleo a través de internet.

Además, ha señalado que el proceso de actualización del sistema se ha prolongado desde enero debido a la necesidad de revisar un total de 400.000 documentos aportados por los profesionales sanitarios.

Previamente, Del Busto ha respondido a una interpelación del PP en la que su diputado Carlos Suárez ha defendido la necesidad de suscribir convenios con centros sanitarios privados para derivar a pacientes y reducir así las listas de espera en la sanidad pública.

"Imponer la sanidad política no es defender la sanidad pública", ha señalado Suárez que ha atribuido la decisión del Principado de concertar sólo con entidades sin ánimo de lucro a una decisión "ideológica" que supone renunciar al objetivo de ofrecer "la máxima calidad y eficiencia" y que se realiza de forma poco transparente.

Además, ha puesto como ejemplo la situación de las intervenciones de interrupción del embarazo con las que el Principado "sí recurre a todos los medios disponibles" dado que en 2016 se realizaron 2.015 abortos en la sanidad privada y sólo 68 en el Servicio de Salud.

En su respuesta, Del Busto ha felicitado al PP por su "coherencia" y "perseverancia" en defender que la defensa de la sanidad pública pasa por suscribir conciertos para enviar pacientes a la privada y así dejar la primera para los casos "graves y complicados" y la segunda "para los sencillos y rentables".

"La sanidad deja de ser publica cuando se vende a la privada, como han hecho en las comunidades donde gobiernan y donde la carne del jamón se ha ido a esas clínicas y el hueso se ha quedado en la pública", ha apuntado el consejero tras preguntare cuánto costaría por ejemplo, una operación de juanetes si no se hiciera en el Sespa.

El consejero, que ha recordado que las conclusiones de la comisión de investigación de listas de espera apoyada por el PP no incluye esa derivación a la privada, ha reprochado además a esta formación que desde el Gobierno central haya intentado convertir el sistema de sanidad pública en uno de aseguramiento y hay introducido copagos que penalizan a los pacientes crónicos y rentas más bajas.

Además, el consejero, en respuesta a una pregunta de Ciudadanos sobre las políticas de control y vigilancia de las pseudoterapias, ha garantizado que mientras no se aporte evidencia científica ese tipo de terapias alternativas no se incorporarán a la práctica clínica y sanitaria en la sanidad pública asturiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos