«Podemos estaba antes con ETA y ahora con los independentistas»

Orlando Moratinos, director del Foro; Avelino Acero, vicepresidente; Nicolás Redondo Terreros, e Ignacio García-Arango, presidente, antes de la conferencia celebrada en la Casa Natal Museo Jovellanos. /  J. PETEIRO
Orlando Moratinos, director del Foro; Avelino Acero, vicepresidente; Nicolás Redondo Terreros, e Ignacio García-Arango, presidente, antes de la conferencia celebrada en la Casa Natal Museo Jovellanos. / J. PETEIRO

Nicolás Redondo Terreros defiende en el Foro Jovellanos el consenso de la Transición como fórmula para conseguir una salida al conflicto catalán

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

Cuando la voluntad, el consenso y el respeto se unen acaban dando frutos como, en el caso de España, el periodo democrático más largo de su historia. Esos tres ingredientes se mezclaron hace cuarenta años en una coctelera para dar como resultado lo que se ha llamado Transición, el periodo en el que se restauró la democracia en el país tras cuatro largas décadas de dictadura. Y ese espíritu de consenso sigue vigente y debe ser la fórmula a seguir para conseguir una salida al conflicto catalán. «Si Abril Martorell y Alfonso Guerra llegaron a entenderse en aquellos años, cómo no vamos a poder hacerlo ahora», se preguntó ayer el histórico dirigente socialista vasco Nicolás Redondo Terreros, durante su conferencia 'La Transición y los retos actuales' que pronunció en el Foro Jovellanos, organizado por la Fundación Jovellanos en colaboración con el Aula de Cultura de EL COMERCIO.

El actual desafío soberanista en Cataluña centró gran parte de su conferencia. Sobre todo porque, a juicio del ex diputado y ex secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), «lo que está en juego no es el problema de la independencia, sino de democracia. Está en juego la supervivencia de nuestra democracia y del sistema que hemos decidido en 1978», afirmó.

Para Redondo Terreros, las causas del órdago que los independentistas catalanes han lanzado son tres. Por un lado, la revolución tecnológica -«solo he visto una situación similar en la historia de Europa y tenemos que remontarnos al descubrimiento de América, la imprenta y la reforma luterana», afirmó-, que facilita la expansión de los mensajes políticos; la crisis económica y los nuevos fenómenos demográficos, puesto que es la primera vez en la historia de la humanidad en la que hay más personas viviendo en las ciudades que fuera de ellas.

«El catalán no es un problema de independencia, es de democracia»«Los soberanistas quieren robarme mi derecho a decidir el futuro de mi país»

«Quiebra social y de Europa»

Nicolás Redondo Terreros engloba el independentismo catalán en la «crisis» política actual que pueden suponer una «quiebra social y de Europa». Solo así, añade el exdirigente socialista, se entiende que «Trump sea presidente en EE UU, que Le Pen haya podido ser presidenta en Francia o que la ultraderecha haya entrado en el Parlamento alemán».

Es por ello por lo que Nicolás Redondo Terreros reclama el consenso de las fuerzas políticas de la Transición como fórmula para lograr una salida al conflicto catalán. «Los partidos deben superar sus egoísmos y defender una posición común», dijo el exdirigente socialista, quien también apostó por «consensuar una serie de políticas de reformas que aíslen al independentismo de tal manera que podamos enfriar el problema». Un conflicto que, a su juicio, «será de largo alcance». Puso, en este sentido, el ejemplo de la lucha de ETA, «que frente a los que nos decían que había que dialogar con ellos, los españoles hemos derrotado a los terroristas sin cambiar la Constitución o el Estatuto de autonomía».

Pero esa unidad política de las fuerzas constitucionalistas está, a día de hoy, lejos, después de que Podemos y sus confluencias se hayan desmarcado de las actuaciones llevadas a cabo y hayan calificado de «presos políticos» a los altos cargos de la Generalitat detenidos. «A mi no me extraña. Podemos está demostrando que es una fuerza coherente, porque antes estaba con ETA, cuando calificaba a los terroristas de presos políticos, y ahora lo está con los independentistas», dijo. «Su objetivo es tirar el sistema y si mañana es un huracán que viene a arrasar España, estarán con el huracán», añadió en sus críticas hacia Podemos.

Sea cual sea la salida al conflicto catalán, Nicolás Redondo Terreros pide que «no se vean recortados mi derecho a decidir. Porque los independentistas quieren robarme el derecho a decidir el futuro de mi país, a decidir qué quiero para mi país».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos