Podemos machaca el proyecto y el PSOE alerta de los peligros de una prórroga

Dolores Carcedo, ayer, en la Junta General. /  HUGO ÁLVAREZ
Dolores Carcedo, ayer, en la Junta General. / HUGO ÁLVAREZ

Carcedo teme «la dilación de plazos y la restricción» que supone no tener cuentas en 2018 y el partido morado replica: «Su inmovilismo complica el acuerdo»

A. S. OVIEDO.

Nada nuevo en la tramitación parlamentaria del proyecto de presupuestos, únicamente desavenencias, discrepancias y la constatación de que solo un giro drástico de los acontecimientos puede evitar la prórroga. Todos los grupos de la oposición, incluyendo a Podemos, pieza clave para que las cuentas salgan adelante, machacaron sin piedad el proyecto del Gobierno, y solo IU consideró que el texto que está sobre la mesa es un punto de partida sobre el que negociar. Mal ve las cosas la principal responsable de las cuentas, Dolores Carcedo, que anticipó los peligros a que se expone Asturias en caso de prórroga.

«Incertidumbre, dilación de plazos y restricciones» serían las consecuencias de la prórroga, avanzó Carcedo, que defendió el proyecto presupuestario, de 4.485 millones, como un elemento dinamizador de la economía asturiana por su crecimiento inversor y su elevado gasto social, el 67% del total.

Pero Carcedo no convenció a los grupos, que, salvo IU, que a través de su portavoz, Gaspar Llamazares, dijo verse reflejada en las grandes cifras y pidió compromisos políticos para forjar un acuerdo, fueron durísimos en la valoración del documento socialista. Especialmente contundente fue la intervención del portavoz de Podemos, Enrique López, que habló de unas cuentas continuistas respecto de las pactadas con el PP para este año y alejó la posibilidad de un voto favorable de su partido al proyecto. López redujo a «camelos» las propuestas del Gobierno, acusó a sus dirigentes de «enrocarse» y zanjó: «Pongan sobre la mesa algo real, su inmovilismo complica el acuerdo; no vamos a comprometernos con ustedes en base a la fe y no somos muleta de nadie».

La cuestión es que, fuera de Podemos e IU, no hay margen. Tanto PP como Ciudadanos y Foro se desmarcaron por completo, anticipando una negativa rotunda y tajante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos