Podemos e IU pactan en la comisión de sanidad un informe que critica al PSOE

Hoy se vota el dictamen final; la formación morada busca que Izquierda Unida apoye pedir responsabilidades políticas a los socialistas

LAURA FONSECA OVIEDO.

Podemos e IU siguen acortando distancias y avanzando hacia un posible pacto de izquierdas. Ambas formaciones secundarán hoy en la comisión de investigación de listas de espera de la Junta General un dictamen crítico hacia la gestión sanitaria de los últimos gobiernos socialistas. Queda por determinar el grado de fiscalidad del mismo, aunque Podemos ya avanzó que intentará sacar adelante su propuesta de exigir responsabilidades políticas, un aspecto para el que deberá buscar la complicidad de Izquierda Unida, que no parece estar por esa labor. De momento, Podemos ha conseguido que la coalición apoye, al igual que el resto de grupos, la obligatoriedad de que los profesionales de la sanidad pública realicen una declaración pública sobre conflicto de intereses.

El organismo parlamentario de investigación de listas de espera se reunió ayer para debatir los últimos flecos del dictamen definitivo que hoy al mediodía se someterá a la votación de los diferentes grupos. Ayer, el presidente de la comisión parlamentaria, Andrés Fernández Vilanova, de Podemos, detalló que las posturas entre su formación e IU están bastante cercanas. «Hay un acercamiento real para votar las conclusiones del dictamen de la comisión», reconoció en los pasillos de la Junta. Con todo, el parlamentario de la formación morada indicó que al margen del grado de consenso que se alcance en la comisión de la Junta sobre demoras sanitarias, el diálogo con la coalición seguirá adelante. «Es un peldaño más hacia el horizonte que hay que construir conjuntamente», indicó.

El resto de grupos no han querido pronunciarse hasta que hoy se debata y apruebe el texto definitivo de un trabajo iniciado el 3 de febrero de 2016. La comisión votará el apartado que hace referencia a la exigencia de responsabilidades políticas por la gestión de las listas de espera, punto que levanta las mayores discrepancias entre los distintos grupos, incluido Podemos e IU. A lo largo de la presente semana, los parlamentarios han debatido las enmiendas presentadas al borrador del dictamen que elaboró Fernández Vilanova y posteriormente fue corregido por todos los grupos. El diputado de Podemos calificó de «muy satisfactorio» el método seguido y el contenido incluido para elaborar un informe que confía que sea aprobado y en el que se hará referencia a la existencia de irregularidades en la gestión de las demoras sanitarias. En palabras del propio Fernández Vilanova, «por el momento existe un importante nivel de consenso en torno a la mejora de la transparencia». Queda por determinar si finalmente se exigirán responsabilidades políticas y de ser así, sobre quien o quienes se centrará la diana.

Podemos ha aceptado «la mayor parte de las enmiendas de IU, muchas de ellas relacionadas con la mejora del sistema sanitario». El portavoz de IU en la Junta General del Principado, Gaspar Llamazares, se mostró hace unos días dispuesto a consensuar una posición común con Podemos en cuanto a las conclusiones de la comisión parlamentaria que investiga la gestión de la listas sanitarias, pero siempre que priorice acuerdos de futuro y no se centre en pasar futura a pasados gestores. «Tenemos poco interés en el pasado y sí en que mejore el sistema sanitario en el futuro», señaló Llamazares. Ante esta posición, Fernández Vilanova cree este informe «sentará las bases sobre las que construir el futuro de la sanidad».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos