«A Podemos le pudo más el rencor que el rigor y la responsabilidad»

Marcelino Marcos Líndez, en la Junta General. / ÁLEX PIÑA
Marcelino Marcos Líndez, en la Junta General. / ÁLEX PIÑA

«Fernando Lastra tiene una gran capacidad política y también está demostrando una gran capacidad de gestión» Marcelino Marcos Líndez Portavoz del PSOE en la Junta General

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Marcelino Marcos Líndez atribuye el fracaso de la negociación presupuestaria a una «estrategia política» de Podemos, a quien, opina, «le pudo más el rencor que el rigor y la responsabilidad». Portavoz del grupo parlamentario desde junio, el diputado no escatima halagos para Fernando Lastra, quien fuera su predecesor en el cargo y ahora consejero de Fomento. Opina que podría ser un buen candidato al Principado.

Negociación con Podemos

«Si hubiéramos aceptado la gratuidad del 0 a 3, habría salido con otra cosa»

El diputado socialista está convencido de que la decisión de Podemos de rechazar los presupuestos responde más a una «estrategia política que ya se repite durante los últimos tres años, el tratar de evitar un acuerdo con el PSOE», que a cuestiones objetivas, pues defiende que la propuesta socialista recogía muchas de las demandas de Podemos e IU. «Les pilló en mitad de un proceso interno donde muchas veces se te puede ir la mano a la hora de tratar de ganar más apoyo electoral. Y eso se nota. Porque, en condiciones normales, no hay un argumento sólido y objetivo que pueda explicar el que no se haya alcanzado un acuerdo». Cree, incluso, que si el Gobierno del Principado «hubiera aceptado la gratuidad del 0 a 3, Podemos habría salido con otro argumento» con tal de no dar su brazo a torcer.

Oferta de apoyo del PP

«Su ofrecimiento para apoyar las cuentas fue un escaparate puro y duro»

Asegura que el ofrecimiento por parte del PP para apoyar las cuentas «fue un escaparate puro y duro» porque esta formación «no se apartó en ningún momento de la fiscalidad. Si realmente quieres aprobar los presupuestos y, como dicen, tienes la pretensión de avanzar hacia la gratuidad del 0 a 3, podrías haber adoptado una posición diferente cuando hay una oferta sobre la mesa de una reducción del 50% del precio. Y no lo hicieron». Es más, el portavoz socialista dice no fiarse del PP por su falta de «rigor» a la hora de «defender las mismas propuestas en un sitio u otro». «Lo que hace es destapar las vergüenzas y perder credibilidad».

Acuerdo FSA-IU

«La intervención de la FSA no puede entenderse como un desbloqueo»

Niega el diputado socialista que la nueva dirección de la FSA hubiera condicionado en algún momento al Gobierno del Principado en la negociación presupuestaria, o que hubiera intervenido de forma diferente a cómo se venía haciendo en los últimos años. Ni siquiera cree que su papel en el acuerdo alcanzado con IU deba entenderse como un «desbloqueo», puesto que, asegura, «los compromisos ya habían sido adquiridos en el seno de la negociación y tan válido fue ese acuerdo como lo que luego se ratificó por parte de las direcciones políticas». «Es una cuestión de formas», argumenta el diputado, quien entiende que el grueso de los puntos recogidos en aquel acuerdo se han quedado en el aire al estar vinculados a un presupuesto que finalmente no fue aprobado. No obstante, garantizó que el Gobierno regional mantendrá aquellos de carácter más político, como el relativo a adoptar una solución para apoyar a los ayuntamientos afectados por una sentencia relativa a los planes de empleo.

Fractura de la izquierda

«La forma de hacer política de Podemos va a tener repercusión electoral»

Se niega a interpretar el fracaso de la negociación presupuestaria como un «fracaso de la izquierda» puesto que, argumenta, «los partidos que nos consideramos de izquierda (PSOE e IU) hemos conseguido un acuerdo, como en otras muchas ocasiones». Si no ha sido suficiente, dice, es porque «en Podemos, que no se considera de la izquierda, ha podido mucho más el rencor que el rigor y la responsabilidad. Y eso es una pena. Es una pena que, tras tres años, no hayamos sido capaces de alcanzar ni un solo acuerdo con Podemos. Estoy convencido de que va a tener repercusión electoral, que los asturianos van a pasar factura a esta forma de hacer política».

Capacidad legislativa

«Veo complicado que la ley electoral se apruebe en esta legislatura»

El diputado confía en que, pese a la falta de mayoría y las evidentes dificultades del PSOE para llegar a acuerdos, pueda aprobarse en esta legislatura la ley de transparencia y buen gobierno. «Sería un fracaso de todo el Parlamento acabar la legislatura y no haber sido capaces de aprobarla. Espero que reine la sensatez», dice. Cuestión diferente es la reforma electoral. «Fue impulsada por varias fuerzas, pero al final las pretensiones que podíamos tener eran muy ambiciosas y chocaban con el rigor jurídico», argumenta Marcos Líndez, quien reconoce que «ve complicado» que salga adelante en esta legislatura. En parte, indica, porque se ha perdido «demasiado el tiempo» en las comisiones de investigación.

Relación grupo y FSA

«Las relaciones con la FSA son correctas, pero hay que dar tiempo al tiempo»

Marcelino Marcos Líndez entiende que la relación del grupo parlamentario socialista con la nueva dirección de la FSA es «de normalidad» y «corrección», si bien reconoce que «hay que dar tiempo al tiempo» para que las aguas vuelvan a su cauce tras la crisis sufrida por la organización. «Una cosa es la visión que puedo tener de las relaciones entre el partido y el grupo parlamentario, que son correctas, y otra cosa es el día a día dentro de una organización con más de 8.000 militantes. Hay que dar tiempo al tiempo y tenemos que comprometernos todos, los que ganaron y los que perdimos», asume.

Elecciones 2019

«Barbón pide renovación. Yo añado respaldo electoral demostrado»

Explica que aún faltan meses para que su partido elija candidato a las elecciones, aunque no rehuye valorar a algunos de sus compañeros como posibles cabezas de cartel. Del actual consejero de Fomento, Fernando Lastra, destaca su «gran capacidad política y que está demostrando también una gran capacidad de gestión». Del consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, indica que «es una persona tranquila y conocedora del territorio y de todas las áreas del Gobierno, no solo la que dirige», aunque subraya como principal cualidad su cercanía. «Hoy en día cuando toca gestionar miserias es muy importante la cercanía y saber trasladar lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer a la ciudadanía». Y de la titular de Hacienda, Dolores Carcedo, comenta «su capacidad de trabajo» y la pasión con la que defiende lo que hace. Sobre la insistencia de Adrián Barbón, secretario general de la FSA, de apostar por una renovación profunda y por un candidato del cambio, lo tiene claro: «Barbón habla de renovación. Yo añadiría también capacidad y respaldo electoral demostrado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos