Lanero pide un «último esfuerzo» para que la izquierda pacte los presupuestos

Lanero pide un «último esfuerzo» para que la izquierda pacte los presupuestos

EFEOviedo

El secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, ha apostado hoy por un presupuesto pactado entre los partidos de izquierdas, y ha pedido un "último esfuerzo" a los grupos parlamentarios. En declaraciones a los medios al inicio del III Comité de UGT Asturias, Fernández Lanero ha dicho que ésta es "una semana decisiva" para los presupuestos de 2018, en la que el sindicato sigue apostando por que haya presupuestos en Asturias, "a ser posible pactados por los grupos políticos de izquierdas".

El dirigente de UGT ha indicado que no entiende cuáles son las razones para que los grupos no puedan llegar a un acuerdo porque los presupuestos conllevan un aumento en todo lo que tiene que ver con gasto social y, además, hay un incremento de las inversiones. "En vez de invertir tanto tiempo buscando argumentos que justifiquen el desacuerdo, que inviertan todo ese tiempo en buscar los puntos de encuentro", ha reclamado Fernández Lanero, quien ha criticado que en Asturias "todo el mundo está mirando" cómo le van a afectar los pactos de cara a las elecciones de 2019.

Más información

A pesar de que no ha encontrado ninguna razón "real" de los partidos para rechazar las cuentas públicas presentadas, ha indicado que no es optimista respecto a que Asturias cuente con presupuestos el año que viene porque la "experiencia" le dice que "el pacto político se cotiza muy al alza" y los "intereses tácticos de los partidos políticos están por encima de los intereses de los ciudadanos". Por otra parte, ha avanzado que mañana hay reunión de la mesa grande de concertación social, en la que se analizará la ejecución de las medidas acordadas.

A este respecto, ha dicho que están "muy preocupados" porque algunos aspectos "no avanzan bien" como las cláusulas sociales, que quieren que "cuanto antes se incorporen a los pliegos de condiciones de las convocatorias públicas".

Javier Fernández Lanero ha afirmado que también están "muy preocupados" por cómo se ejecuta a través de lo público, ya que la administración funciona "con un retraso muy importante" y hay que "darle la vuelta" para que lo que se aprueba no tarde entre seis y nueve meses en ponerse en marcha.

El dirigente sindical ha abogado por que lo acordado llegue "realmente a las empresas y personas", y ha sostenido que "no se trata de que haya partidas económicas, sino de que lleguen a la gente en el momento justo y cuando se necesitan, no con ocho meses de retraso". Preguntado por la negociación de los convenios colectivos, ha señalado que Madrid se está debatiendo la negociación colectiva, pero aún no hay acuerdo. Desde UGT apuestan por una subida de un 3 por ciento de los sueldos y por que se incrementen también los de empleados públicos por encima de la cantidad de la que se habla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos