El Principado afronta vencimientos de deuda por 2.500 millones en los próximos seis años

Gráfico

El Ejecutivo moviliza a través de préstamos y bonos 208 millones de euros para financiar su endeudamiento de este ejercicio; el resto saldrá de la liquidez estatal

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

El Principado afronta vencimientos de deuda por importe de casi 2.500 millones de euros en los próximos seis años, según el calendario actualizado que maneja la Consejería de Hacienda. Los compromisos financieros superan los 400 millones anuales hasta 2021, según esta estimación. El Gobierno regional, por otro lado, ha movilizado en los mercados bancarios, a través de préstamos y bonos, los 208 millones que pretendía conseguir para sostener una parte del endeudamiento de 2017. La otra parte llegará del fondo de facilidad financiera, mecanismo de liquidez creado por el Ejecutivo central en auxilio de las comunidades autónomas.

La deuda es uno de los puntos calientes del debate político asturiano. El Gobierno regional afirma que maneja este instrumento financiero con prudencia y dentro de los límites que tiene establecidos, con el objetivo de asegurar el funcionamiento de los servicios públicos esenciales. Una mayoría de los grupos de oposición, por contra, considera que abusa en exceso de esta opción, drenando así recursos que bien podrían destinarse al sostenimiento de la sanidad, la educación, las políticas sociales o la inversión. Más allá de interpretaciones políticas, los datos del Banco de España señalan que, a 31 de marzo, Asturias soporta un endeudamiento de 4.232 millones de euros, el 19,3% de su PIB. Este mes se conocerá el dato correspondiente al segundo trimestre.

El calendario de vencimientos que el Principado tiene por delante, que solo contempla las amortizaciones pero no incluye los intereses, apunta a montantes cercanos, por arriba o por abajo, a los 400 millones de euros durante los próximos años. El pico más alto llegará en 2018, con una previsión de 473 millones, y esa misma tendencia se mantendrá en los ejercicios posteriores: 418 millones en 2019, 448 millones en 2020 y 428 millones en 2021. Son cantidades que irán fluctuando a medida que el Gobierno vaya asumiendo nuevo endeudamiento y liquidando el actual.

Los datos del Principado, actualizados a 31 de diciembre de 2016, señalan que el 95,96% de su endeudamiento corresponde a préstamos y una cantidad mínima, el 4,04%, a bonos. La totalidad del mismo está en euros, sin haber recurrido a divisas. El 67,48% se ha negociado a un tipo de interés fijo y solo un 32,52% tiene una tasa variable.

El Gobierno asturiano, por otro lado, ya ha cerrado las operaciones de crédito a largo plazo en el mercado bancario con las que pensaba conseguir 208,6 millones de euros correspondientes al endeudamiento de 2017. Lo ha hecho a través de préstamos negociados con Banco Sabadell (25 millones), Bankia (73,6 millones) y Triodos Bank (20 millones) y de bonos (67 y 23 millones). Los tipos de interés oscilan entre el 0,45% y el 1,17% y son notablemente inferiores a los existentes en los años de la crisis, cuando las autonomías tenían prácticamente imposible el acceso a la banca y se llegó a una situación límite.

Liquidez estatal

El Principado financiará el resto del endeudamiento autorizado para este ejercicio a través del fondo de facilidad financiera, uno de los instrumentos de liquidez habilitado por el Gobierno central para auxiliar a las autonomías. A través de esta vía llegarán 163 millones en el tercer trimestre y en el cuatro trimestre se volverá a recurrir a esta alternativa. El Ejecutivo entiende que las condiciones que ofrece son favorables y que además está exento de condicionalidad. Esto es, que adherirse al mismo no conlleva obligaciones o contrapartidas.

En los primeros meses de 2017, hasta julio, el Ejecutivo regional también ha cerrado otras operaciones de crédito a corto plazo para atender y satisfacer los compromisos de gasto de la administración. El montante total alcanza los 375 millones de euros.

Fotos

Vídeos