El Principado duda de que la intención de Podemos de apoyar las leyes de crédito «sea sincera»

La consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, en la Junta General del Principado de Asturias
Dolores Carcedo, en la Junta General.

El presupuesto de este año será 12,1 millones menor que el del año pasado y la consejera de Hacienda advierte de la «incertidumbre» que supone el recorte de 116 millones de la financiación autonómica

Ana Moriyón
ANA MORIYÓNGijón

El Gobierno del Principado no se fía de Podemos. La consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, no ocultó esta mañana sus dudas sobre el apoyo que la formación morada pueda llegar a ofrecer para sacar adelante las leyes de crédito necesarias para minimizar los efectos de la prórroga presupuestaria. Después de las poco exitosas negociaciones entre el Gobierno socialista y Podemos para sacar adelante las cuentas de nuevo cuño para este año, la máxima responsable de Hacienda reconoció que empieza «a dudar» de que el mensaje de Podemos «sea sincero», en alusión a las manifestaciones del diputado Enrique López que, previamente, había instado al Gobierno del Principado a presentar cuanto antes su propuesta de leyes de crédito y mostró su apoyo «si la FSA asume que queremos políticas de cambio, y no de recambio».

La consejera, en cualquier caso, anunció su intención de negociar con todas las fuerzas para sacar adelante los mecanismos que permitan minimizar los efectos de la prórroga puesto que, advirtió, la situación en esta ocasión es especialmente «singular y complicada» como consecuencia de la prórroga nacional y, especialmente, por la «incertidumbre» que supone el recorte por parte del Gobierno central de los 116 millones de la financiación autonómica. «Si tuviéramos un presupuesto aprobado, operativo, la retención de los 116 millones de euros podría ser solo un problema puntual», indicó Carcedo, para alertar posteriormente de que en la situación de prórroga esas menores entregas a cuentas «ahora mismo aún inciertas, son un problema grave de financiación».

Pero no solo eso. La consejera tiró de números para informar a la Cámara de que, una vez consolidado, el presupuesto para este año quedará finalmente en 4.213 millones de euros. Esto es, 12,1 millones menos que el de 2017, puesto que no es posible prorrogar los créditos destinados a servicios o programas cuya vigencia temporal estuviera limitada al ejercicio 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos