El Principado enfría el entusiasmo con la oficialidad del asturiano y se ciñe al programa electoral

A. S. OVIEDO.

El Gobierno regional no participa de la efervescencia política que ha despertado el apoyo de la nueva dirección del PSOE, escenificado en el congreso autonómico del pasado fin de semana, a la oficialidad del asturiano. El portavoz, Guillermo Martínez, señaló ayer que el Ejecutivo se ciñe a la aplicación del programa electoral con el que se presentó a las elecciones de 2015, que no contempla esa medida, y remitió el debate a la Junta General, teniendo en cuenta que la aplicación práctica del reconocimiento de la llingua pasaría por una reforma del Estatuto de Autonomía.

En su comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, Martínez derivó al futuro la discusión sobre la oficialidad, en la Cámara a través del diálogo parlamentario y con la posibilidad de que el PSOE contemple recoger esa propuesta en el programa con el que concurra a la cita electoral de 2019.

Fotos

Vídeos