El Principado a Puigdemont: «Ya está bien»

Guillermo Martínez durante la rueda de prensa de este miércoles. / EFE

El Gobierno regional califica de «inaceptable» el planteamiento de la Generalitat y advierte de «que ningún Estado que se precie puede asumir una vulneración indefinida de la Ley»

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

El Principado considera «inaceptable» el planteamiento del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont: «Ya está bien», le ha pedido el consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, quien advirtió al jefe del Ejecutivo autonómico de que «ningún Estado que se precie puede asumir una vulneración indefinida de la ley sin resentirse y sin debilitar su propia democracia». Así de rotundo se ha manifestado el portavoz del Ejecutivo autonómico en su comparecencia tras el Consejo de Gobierno. Una reunión que se celebró un día después de que el jefe del Ejecutivo catalán se dirigiera al Parlament para dar por válido el resultado del referéndum ilegal celebrado el 1 de octubre y declarar de forma unilateral la independencia de ese territorio, aunque, segundos después, la aplazó.

El consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional no dudó en calificar que «resulta inaceptable» para culquier demócrata «que se desprecie el orden constitucional, se den por válidas leyes anuladas y se tome como referencia el resultado de un simulacro de referéndum sin las mínimas garantías democráticas». Por ello, también tildó de «inaceptable» la mediación internacional que plantea Puigdemont, una propuesta que «se basa en poner en pie de igualdad el orden constitucional y la legalidad con el desprecio a la ley y las reglas del Estado de derecho».

Más

De esta forma, Guillermo Martínez reclamó en nombre del Principado «la vuelta inmediata de las autoridades catalanas al orden constitucional y la legalidad» y pidió al Gobierno central que acabe con «este episodio de desprecio flagrante a la ley y la democracia». Aunque recalcó que es el Ejecutivo central «el que debe tomar medidas», afirma que «desde Asturias, su Gobierno quiere dejar claro que va a estar siempre rotundamente con la Constitución y la firmeza en la defensa del Estado de derecho y la democracia».

La posición del Gobierno asturiano ha sido, desde la celebración del referéndum, muy firme en la defensa del orden constitucional y la utilización de las medidas que al Estado le concede la Carta Magna para frenar el desafío independententista. El más explícito fue el pasado día 3, en el acto de apertura del año judicial, el presidente del Principado, Javier Fernández, quien defendió la aplicación de «la fuerza razonada de la Justicia para dar preferencia a la Constitución sobre cualquier norma infraconsticional incompatible con ella». También la pasada semana el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, pidió una «acción contundente y sin dudas» en Cataluña y rechazó que se apele al diálogo como si fuera un «bálsamo de fierabrás» que todo lo cura. Fueron unas declaraciones estas últimas que provocaron un terremoto entre los socialistas, porque contravenían la apelación al diálogo que había marcado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Por ello, ese mismo día, el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, desautorizó a Lastra, a quien recordó que “quien traslada la posición de la Federación Socialista Asturiana es su secretario general, que soy yo”.

Fotos

Vídeos