Una profesora se enfrenta a unos estudiantes a favor del referéndum que irrumpen en el aula

«La gente aquí está libremente, es mayor de edad y ha decidido venir a clase. Vosotros tenéis que respetar a los demás si pedís respeto para vosotros», espetó la docente

ELCOMERCIO.ES

Un grupo de estudiantes irrumpió en un aula de la Universidad Autónoma de Barcelona para leer un manifiesto a favor del referéndum ante los alumnos que sí habían decidido asistir a clase. Entonces, la profesora les plantó cara y les pidió que leyeran su proclama fuera, que respetasen a los estudiantes que permanecían en el aula de forma voluntaria y que querían seguir con lección.

En un vídeo se muestra cómo la docente espeta: «Lo lees fuera, lo lees fuera... respeta los derechos de los que están aquí. He dicho que no. Esta es mi clase y salís, por favor, si no llamo a seguridad. La gente aquí está libremente, es mayor de edad y ha decidido venir a clase. Y vosotros tenéis que respetar a los demás si pedís respeto para vosotros».

Acto seguido, una alumna interviene para apoyar a su profesora: «Os podéis ir por nosotros. Queremos hacer la clase».

Profesores, padres y alumnos –de institutos y universidades– contrarios al 1-O se ven obligados a resistir a la presión social provocada por la oleada de movilizaciones convocadas por los soberanistas, que se han adueñado de calles, escuelas y campus en Cataluña. Ante las protestas y huelgas, las familias se sienten coaccionadas por los centros educativos. Les envían cartas para que autoricen a sus hijos a abandonar las aulas y salir a protestar para un referéndum ilegal.

También sufren la presión personal que les supone ver a sus hijos angustiados por posibles represalias si no hacen huelga. «Si los mandas al colegio, les dejas marcados. Es un riesgo grande», admitía Fidel, padre de dos bachilleres de Barcelona, a ABC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos