Promesa de apoyo al carbón y las cuencas mineras para aplacar el malestar del SOMA

A. SUÁREZ OVIEDO.

Los días previos a la visita de Pedro Sánchez a Asturias estuvieron caldeados por la aprobación en el Congreso de una iniciativa de Unidos Podemos, con el aval socialista, que contempla adelantar el cierre de las centrales térmicas a 2020. Una decisión que provocó un enorme malestar en el SOMA, cuyo secretario general, José Luis Alperi, se lo trasladó ayer en persona al líder del PSOE. Este trató de aplacar esa irritación con la reiteración de la promesa de apoyo tanto a las cuencas como al carbón autóctono, en el marco de un pacto energético que tenga en cuenta la presencia del mineral nacional.

De hecho, el discurso del líder del PSOE estuvo precedido por una reunión en la que estuvieron presentes tanto Sánchez como Alperi, así como nombres de peso en el partido como la vicesecretaria general, Adriana Lastra; el secretario general de la FSA, Adrián Barbón; o representantes asturianos en la ejecutiva federal como Hugo Morán. En la misma, el líder del sindicato minero trasladó a Sánchez el criterio de que el apoyo a la iniciativa en cuestión había sido una metedura de pata, un error, así como la incomprensión ante el hecho de que el PSOE, estando fuera del Gobierno, entre en esos debates. Alperi opinó que el partido debería centrar su discurso en lo pactado en el congreso federal, que apunta a una transición energética con la mirada puesta en 2050 y con un peso relevante del carbón. Y avisó de que igual que alza la voz contra el PP y contra IU por sus políticas hacia la minería, el SOMA también lo hará con el PSOE si incumple sus compromisos.

Sánchez quiso poner punto y final a la polémica con el «compromiso» público de apoyo a las cuencas y el carbón, en el marco del citado pacto por la energía que incluya el mineral nacional. «Para que no haya dudas y porque está plasmado en las resoluciones del último congreso socialista», remarcó.

Fotos

Vídeos