El proyecto de presupuestos contempla el pago a Asturias de 120 millones de la financiación ahora bloqueados

El proyecto de presupuestos contempla el pago a Asturias de 120 millones de la financiación ahora bloqueados
El presidente, Javier Fernández, y la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, en un pleno de la Junta General. / EFE / CEREIJIDO

El retraso en el abono de esa cantidad, a la espera de que haya presupuesto, siembra incertidumbre sobre el futuro de las finanzas del Principado

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

El proyecto de presupuestos estatales para 2018 compromete el pago a Asturias de 120 millones de euros extra de la financiación autonómica que ahora permanecen bloqueados. Una retención que, de no solventarse, pone en jaque la sostenibilidad de las cuentas regionales para este año. En total, las comunidades están pendientes de recibir 4.000 millones por esta vía. Su desembolso por parte del Gobierno central queda a la expectativa de que las cuentas salgan adelante en el Congreso de los Diputados.

Ese dinero tiene su origen en el incremento de los recursos de la financiación autonómica derivado de la mejora de la economía y el consiguiente repunte de los ingresos. Si las comunidades recibieron del sistema 101.021 millones el pasado año, este ejercicio obtendrán 105.041 millones. La mejora es de 4.020 millones, un 4% más.

El problema está en que esa cantidad adicional, esos 4.000 millones extra, está en el alero porque el Gobierno central ha vinculado su pago a contar con presupuestos. Lo normal es que estos estuvieran en vigor desde el 1 de enero pero el Ejecutivo, consciente de la falta de apoyos, ni siquiera había aprobado el proyecto, sumiendo así a las comunidades en la incertidumbre. El texto recibió ayer luz verde en el Consejo de Ministros y contempla el desbloqueo de esos fondos, pero a estas alturas no hay una mayoría asegurada en el Congreso que garantice que salga adelante, así que la inquietud para los gobernantes regionales persiste.

En el caso concreto del Principado, una primera comunicación del Ministerio de Hacienda estimaba en 2.563 millones la transferencia de recursos de la financiación autonómica. El conflicto estalló cuando el Gobierno central, con el pretexto de la prórroga de sus presupuestos, rebajó esa aportación hasta los 2.447 millones. Por el camino se quedaban 116 millones. Esa cifra se redondea ahora al alza hasta los 120 millones, la cantidad extra derivada de la mejora de la economía que Asturias iba a recibir y con la que aún no cuenta.

La gestión que Hacienda ha hecho de este asunto ha soliviantado a una mayoría de comunidades, especialmente a las socialistas, entre ellas el Principado. Existe una convicción general de que Madrid retiene estos fondos para «chantajear» al PSOE y, por la vía de estrangular las cuentas de las comunidades donde gobierna, forzar su respaldo a los presupuestos estatales. Una posibilidad que los socialistas descartan de forma tajante. Lo cierto es que en el seno del Ejecutivo asturiano se confía en que ese dinero llegue antes o después, sea por la vía de los presupuestos o mediante otra fórmula alternativa, pero es un hecho que la inestabilidad actual siembra dudas sobre la situación de las finanzas regionales por el impacto de ese 'agujero' de 120 millones de euros.

El presupuesto estatal también contempla más recursos para las entidades locales, con un repunte del 1,2% hasta los 18.205 millones. Los ayuntamientos podrán destinar el superávit de 2017 -unos 100 millones en el caso de Asturias- a inversiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos