El PSOE considera «muy difícil de explicar» que Foro siga gobernando en Gijón

MARCO MENÉNDEZ OVIEDO.

El desalojo de Foro del gobierno local de Gijón es uno de los puntos que lleva implícita la oferta de pacto lanzada por el presidente del Principado, Javier Fernández, a Podemos e IU para alcanzar «una mayoría de acción política». Así lo indicó ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien señaló que entre los objetivos de ese pacto está «que el casquismo no siga gobernando en Gijón y frenar el paso a la derecha». Martínez explicó que «es absurdo que nos pidan diálogo a nivel nacional y no en Asturias, pero es más absurdo que, cuando se invoca la representatividad de la izquierda, se mantenga a la franquicia de Álvarez-Cascos en Gijón, habiendo una mayoría para un gobierno de progreso».

Martínez añadió que el hecho de que «la primera ciudad de Asturias esté en manos de la franquicia de Álvarez-Cascos gracias a Podemos es muy difícil de explicar». El consejero aseguró que el Ejecutivo no establece un plazo para que Podemos e IU respondan a este ofrecimiento, que también incluiría acuerdos «en materia presupuestaria y otras medidas concretas», como el pacto demográfico o la fiscalidad, y recordó que cada formación política «tiene sus tiempos». Eso sí, puntualizó que se trata de «una oferta sincera y con ánimo constructivo». «Seguimos empeñados en el diálogo, porque es posible el entendimiento».

Pero IU quiere «hechos, no palabras», que demuestren que el PSOE quiere «un giro a la izquierda». Así lo reiteró ayer el portavoz de IU en la Junta, Gaspar Llamazares, quien pidió al presidente del Principado que tome la iniciativa para alcanzar un pacto con la coalición y Podemos que garantice la estabilidad institucional para lo que resta de legislatura.

Fotos

Vídeos