El PSOE deja fuera de su código ético los mensajes de Whatsapp

El secretario general de la FSA, Adrián Barbón, interviene en el último comité federal del PSOE. / FSA
El secretario general de la FSA, Adrián Barbón, interviene en el último comité federal del PSOE. / FSA

Los afiliados sancionados por la gestora por sus críticas a Javier Fernández y otros cargos fueron readmitidos tras el último congreso de la FSA

D. FERNÁNDEZ GIJÓN.

Los mensajes de texto o audio de Whatsapp, Messenger o cualquier otro servicio de mensajería directa se quedan fuera del código ético y buenas prácticas en las redes sociales del PSOE aprobado el sábado por el comité federal. O lo que es lo mismo, los socialistas no consideran estas aplicaciones como red social, sino que entienden que las conversaciones que a través de ellas se mantienen, bien sean entre dos personas o entre grupos, «son siempre privadas», como afirmó ayer a EL COMERCIO un dirigente socialista. De esta forma, solo podrán ser objeto de sanción en base a este código ético aquellas opiniones injuriosas contra otros afiliados, cargos o el partido que se viertan a través de páginas web, blogs, Facebook, Twitter, Instagram u otras redes sociales «que puedan ser consideradas de carácter público».

La aprobación del código ético del PSOE se produce después de que varios socialistas de Mieres criticaran en un grupo de Whatsapp la concesión del premio Mierenses por el Mundo al presidente del Principado, Javier Fernández. Esas críticas, según el reglamento aprobado por el PSOE este sábado, no deben ser sancionadas.

Sí fueron expedientados nueve afiliados asturianos por sus críticas en 2016 en las redes sociales a Javier Fernández y otros dirigentes socialistas tras la gestora que encabezó el presidente del Principado tras la dimisión, forzada por los barones territoriales del partido, de Pedro Sánchez. Esos expedientes fueron anulados en el pasado congreso de la FSA, donde, además, se aprobó -pese a las airadas protestas de varios delegados- readmitirlos en el partido.

En el código ético aprobado en el comité federal del sábado, el PSOE anima a los afiliados a utilizar las redes sociales para exponer «de forma educada» el programa político del partido, «fomentando la reflexión y deliberación, contribuyendo al intercambio de opiniones, reduciendo tensiones».

Recuerdan los socialistas que siempre debe quedar excluida «cualquier manifestación de odio, insulto o vejación». También prohibe, en este caso a los cargos públicos que utilicen las redes sociales, «borrar o bloquear contenidos u otros usuarios que ejercen su derecho a crítica desde el respeto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos