Los líderes separatistas consiguen votar

Puigdemont, Junqueras, Forcadell, Artur Mas, Colau y Rufián consiguen depositar su voto.

Puigdemont asegura que el Gobierno español ha llegado a «unas cuotas de vergüenza que le acompañarán para siempre»

ANTONIO SANTOS / ANDER AZPIROZ

Carles Puigdemont desafió el jueves al gobierno central al anunciar donde y a que hora pensaba votar: en el polideportivo de Sant Julià de Ramis (Gerona) a las 9.30 horas. Y ahí le estaba esperando esta mañana la Guardia Civil. En torno a las nueve de la mañana un amplio dispositivo del Instituto Armado, helicóptero incluido, ha rodeado el centro electoral y bloqueados sus accesos.

Sin embargo, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha votado minutos antes de las diez de la mañana en un colegio de Cornella del Terri, municipio que dista unos diez kilómetros de Sant Julià de Ramis, la localidad en la que el dirigente nacionalista había anunciado que depositaría su papeleta.

A la salida del centro, Puigdemont ha asegurado que "el Estado español ha perdido hoy más de lo que había perdido hasta ahora", mientras que los catalanes "han ganado más" de lo que habían logrado hasta ahora. Además, se ha sentido "avergonzado" de la visión exterior del conflicto: "El Gobierno español ha llegado a unas cuotas de vergüenza que le acomparñarán para siempre".

Además, ha denunciado en Sant Juliá el uso" indiscriminado, desmedido e irresponsable de la violencia, porras, golpes". "Brutalidad policial que avergonzará para siempre al que la ha promovido", ha dicho.

La acción policial ha derivado en altercados con los ciudadanos que se habían concentrado en el colegio e impedían el paso. La imagen de Puigdemont depositando la papeleta en una de las urnas ha sido distribuida rápidamente por las redes sociales y ha suscitado, incluso, el aplauso de dirigentes soberanistas como el presidente de la ANC Jordi Sánchez.

Para entrar en el polideportivo, cuyo acceso principal se había bloqueado con un tractor, los agentes han tenido que romper una puerta de cristal. Han permanecido en el interior una hora y han requisado dos urnas, mientras que en el exterior cerca de tres centenares de personas han increpado de forma pacífica a los guardias civiles al grito de “votarem”. Una vez concluida la operación, los agentes han abandonado el lugar por la puerta principal. Pese a la tensión, no se han producido heridos más allá de algún empujón y caída.

Así, la maniobra de la Generalitat de esta mañana de permitir que se vote en cualquier centro electoral ha permitido a Puigdemont depositar su papeleta en un lugar alternativo al que tenía asignado.

Debido a la instauración del censo universal, Puigdemont ha podido desplazarse apenas diez kilómetros para eludir la acción de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que tienen un mandato judicial para cerrar todos los colegios que estén llevando a cabo un referéndum que el Tribunal Constitucional ha decretado ilegal.

Por su parte, Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, también ha logrado votar pasadas las diez. El colegio electoral donde debía hacerlo se ha tenido que trasladar a otro local del municipio barcelonés de Sant Vicenç dels Horts, del que fue alcalde durante varios años, después de haberse encontrado las puertas selladas con silicona. 'Por acto vandálico se traslada este colegio electoral a la Escola Sant Jordi', rezaba un cartel colocado en la puerta.

Allí es donde Junqueras, entre vítores de la multitud, ha votado. «El resultado va a ser válido» a pesar de las dificultades con las que se han topado las decenas de miles de ciudadanos que quieren participar en el referéndum, ha proclamado.

Por su parte, la diputada de la CUP Anna Gabriel ha votado en el referéndum de este domingo y ha defendido: "Habrá un día en que no podrán más y entonces lo podremos todo".

Lo ha anunciado la CUP en un apunte en Twitter en el que muestra una foto de Gabriel votando, aunque no específica donde lo ha hecho.

El colegio electoral de la diputada 'cupaire' estaba en Sallent (Barcelona), si bien esta mañana el Govern ha anunciado que habrá censo electoral universal y se podrá votar en cualquier centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos