Rafael Simancas, en Gijón: «Si vuelve a gobernar el PSOE, no habrá déficit estructural en el fondo de pensiones»

Rafael Simancas, en la Casa del Pueblo de Gijón./Paloma Ucha
Rafael Simancas, en la Casa del Pueblo de Gijón. / Paloma Ucha

El socialista defiende la creación de un impuesto a la banca y otro a las transacciones financieras para garantizar las prestaciones

EUROPA PRESS

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, ha apostado este jueves en Gijón por crear un impuesto a la banca y otro a las transacciones financieras, así como suprimir gastos "indebidos" a la Seguridad Social, de forma que se dignifiquen las pensiones y se refuerce el fondo de pensiones. "Si vuelve a gobernar el PSOE no habrá déficit estructural", ha asegurado sobre el citado fondo. Así lo ha manifestado, antes de participar en la Casa del Pueblo de Gijón, en la asamblea abierta 'Pensiones dignas', acompañado del secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, de la que ha destacado que se hablar "cara a cara" con el militante y no a través de un plasma o por Skype.

Simancas, en este sentido, ha apuntado que están "muy preocupados" por las pensiones de hoy y de mañana, especialmente por dos cosas; una de ellas porque los pensionistas se están "empobreciendo", ya que las prestaciones de las pensiones crecen sistemáticamente por debajo del coste de la vida y, a la par, sufren copagos farmacéuticos y subidas de los recibos, como los suministros energéticos. En segundo lugar, ha citado el desequilibro financiero en el sistema de la Seguridad Social.

A su parecer, ambos problemas fueron agravados "de forma fehaciente y deliberada" por el PP, a lo que ha citado el déficit en la hucha de las pensiones. Algo que ha atribuido, entre otras cosas, a una reforma laboral, aprobada unilateralmente por el PP, que "tira" salarios y baja cotizaciones, a lo que ha sumado los "regalos" en materia bonificaciones y tarifas planas a empresarios. Todo ello ha hecho que de 66.000 millones de euros ahora solo haya 8.000 euros en el fondos de pensiones.

Es por ello, que el PSOE propone la dignificación de las pensiones, para lo que se debe recuperar la relación directa entre la subida de las pensiones y la de los precios. Simancas ha recalcado que España es el único país de la UE donde no se aplica esa relación y solo suben un 0,25 por ciento.

De igual forma, el PSOE quiere acabar con los copagos farmacéuticos y reintroducir en el sistema sanitario medicamentos que el PP sacó por su coste, al tiempo que ha abogado por recuperar el fondo que había en la Seguridad Social. Algo que se haría, según el diputado socialista, liberando a la Seguridad Social de gastos "indebidos", como los administrativos, o salarios, o "regalos" a empresarios mediante bonificaciones. Unos gastos a financiar vía Presupuestos Generales del Estado.

Y si bien ha reconocido que habría que hacerlo vía impuestos, ha incidido en que estos los deben pagar quien más tiene, como las entidades financieras. "No pasa nada con que la banca arrime el hombro", ha asegurado para después recordar que le aportó el Gobienro en su día 37.000 millones de euros a las entidades financieras.

Además, ha señalado que es algo que, según él, en otros países ya se está aplicando y no pasa nada. También ha apostado por derogar la reforma laboral. Un planteamiento, el del PSOE, "valiente pero riguroso", según Simancas.

Barbón, por su parte, ha opinado, respecto al debate de las pensiones, que este a veces no se corresponde con las preocupaciones de la gente. Ha criticado la existencia de un crecimiento "muy por debajo" del IPC, con lo que los pensionistas pierden poder adquisitivo "de forma reiterada", hasta el punto de acumular pérdidas de 10 años que suman un 20 por ciento.

Más grave, a su parecer, es lo que pasará con las pensiones de los jóvenes de hoy. El PP, a su juicio, ha bajado por la parte del gasto las pensiones, con criterios absurdos como la esperanza de vida.

Barbón ha aludido a la presidenta del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, a la que ha recriminado que trate a los jóvenes como "manirrotos" y les anime a empezar a ahorrar para que cuando haya pensiones "miseria" compensar con pensiones privadas. Para él, es una estrategia clara de la derecha del país para hacer negocio con las pensiones, tras haberse acabado otros negocios como la construcción. Ha dejado claro, en este sentido, que la FSA estará en la "primera línea de batalla" para lograr el sostenimiento del sistema de pensiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos