Rajoy confía en que la comparecencia de Cifuentes zanje una polémica «estéril»

Rajoy confía en que la comparecencia de Cifuentes zanje una polémica «estéril»

Augura que la presidenta madrileña podrá dar hoy ante la Asamblea regional pocas explicaciones nuevas sobre su máster

NURIA VEGA y MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Mariano Rajoy no cree en un golpe de efecto que despeje hoy las dudas sobre el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Pese a que la oposición reclama a Cristina Cifuentes el trabajo final y pruebas que descarten irregularidades en la obtención del título, el jefe del Ejecutivo no ve qué nuevos datos pueden aportarse en el pleno extraordinario de hoy forzado por la oposición en la Asamblea regional. «Yo supongo que reiterará, porque no va a poder dar argumentos distintos, las mismas explicaciones ante el parlamento de Madrid -anticipó ayer desde Argelia-. Y yo creo que esa es una oportunidad para terminar con esta polémica que, en mi opinión, es bastante estéril».

Es la primera vez que Rajoy se pronuncia sobre la controversia. Durante la Semana Santa, de paseo por Sanxenxo, Pontevedra, eludió responder a un equipo de La Sexta acerca de la presidenta madrileña. Además, en los últimos días fuentes del PP han reconocido en privado la situación delicada que atraviesa Cifuentes así como su inquietud por la versión oficial de los hechos.

Según publicó 'eldiario.es' el pasado 21 de marzo, la líder del PP en la Comunidad de Madrid cursó entre 2011 y 2012 un máster en Derecho Autonómico impartido en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y recogió el título en 2014 sin haberse presentado a dos asignaturas. Este centro ha abierto una investigación supervisada por dos observadores externos para esclarecer lo ocurrido, pese a que inicialmente defendió que el procedimiento había sido regular.

A la espera de ver cómo transcurren los acontecimientos, la dirección nacional del partido mantiene su respaldo a Cifuentes, referente hasta ahora de buena parte del PP y a quien muchos situaban en las quinielas de sucesión de Rajoy. En menos de un año la formación tendrá que resolver si es ella quien repite como candidata territorial. Por ahora, cuenta con el aval de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que el pasado día 22 dio cobertura en Twitter a la tesis de que su compañera de filas es víctima de una «cacería», ya venga el fuego de dentro o de fuera. «Parece que a algunos les gustaría conseguir lo que no consiguió un accidente de tráfico mortal», censuró la también ministra de Defensa.

Hasta ahora, Cifuentes no ha querido comparecer ante la prensa. El pleno de este miércoles será el primer escenario en el que responda a los grupos parlamentarios sobre su máster. De momento, sólo ha intervenido en algún medio y ante el comité ejecutivo territorial del PP. Además, distribuyó varios documentos para probar que pagó las tasas del curso y que la ausencia de calificación en dos asignaturas se debió a un «error de transcripción» de las notas, como apuntó la universidad.

Ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno regional, compareció su portavoz y número dos, Ángel Garrido, que apeló a «una elemental cortesía y respeto parlamentario» para justificar la ausencia de su jefa de filas en la rueda de prensa. El dirigente popular trató de rebajar la expectación creada en torno a la comparecencia extraordinaria de la presidenta madrileña y aseguró que las explicaciones ofrecidas hasta la fecha sobre el curso de posgrado han sido «claras y contundentes». Un detalle que deja entrever que Cifuentes no aportará mucha más documentación para rebatir la polémica suscitada por la supuesta falsificación de su título académico.

«No dice la verdad»

Su silencio, en todo caso, preocupa en su partido, donde sí señalan que la presidenta ha apostado fuerte al anunciar una querella contra el director de 'eldiario.es' y la redactora responsable de la información. También preocupa a Ciudadanos, su socio de Gobierno, que ve lagunas en las explicaciones dadas hasta ahora por la líder del PP en la Comunidad de Madrid sobre cómo habría obtenido su máster en Derecho Autonómico. «No dice la verdad. La conozco y es una mujer que suele dar la cara», aseguró ayer Albert Rivera.

El líder de Ciudadanos no quiso avanzar cuál sería la medida que reclamaría su partido en Madrid si las explicaciones y las pruebas que aporte la dirigente no convencen. «A partir de mañana decidiremos», zanjó, sin aclarar si sería una petición de dimisión o una moción de censura, como alentó anteayer el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos