IU reclama al Gobierno que derogue la rebaja de Sucesiones que pactó con el PP

Un momento de la reunión de representantes del Gobierno, PSOE e IU, ayer, en Oviedo. / MARIO ROJAS

Plantea la medida en la negociación de los presupuestos de 2018, que dispondrán de un margen extra de gasto de 123 millones y priorizarán inversión y política social

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

Queda mucha tela que cortar pero, a priori, no impera el optimismo a la hora de analizar las opciones de un acuerdo presupuestario para 2018 en Asturias. Se duda, principalmente, de las posibilidades de incorporar a Podemos a un consenso con PSOE e IU. Y está por ver, además, el margen de maniobra del Ejecutivo socialista a la hora de atender algunas de las exigencias de la coalición. Entre ellas, por ejemplo, la derogación de la reforma del impuesto de Sucesiones pactada con el PP que permitió la aprobación de las cuentas de este ejercicio. Un planteamiento que los socialistas se comprometen a estudiar, pero que apunta a ser uno de los principales puntos de fricción de una negociación que comenzó ayer y se prolongará durante semanas.

El órdago de IU no es menor, aunque el coordinador, Ramón Argüelles, se cuidó mucho de comprar soga y utilizar el término 'irrenunciable' a la hora de responder a si la supresión de esa rebaja será una condición imprescindible para dar el 'sí' a los presupuestos. Es un hecho que la formación juega fuerte en este debate y pone sobre la mesa un elemento simbólico: nada más y nada menos que la rebaja del impuesto de Sucesiones sobre la que el PP justificó su aval a las cuentas del PSOE. Una reforma que contempla bonificaciones varias y que tiene como medida 'estrella' el incremento hasta los 300.000 euros del mínimo exento por heredero.

La propuesta permite a IU esgrimir un discurso fuerte de izquierdas, que se sustenta, además del componente político, sobre la previsión económica de que acabar con la rebaja permitiría ingresar en las arcas asturianas 40 millones de euros anuales que se podrían destinar a financiar las políticas sociales. «Sería un buen gesto», dijo Argüelles.

IU quiere más dinero para el asturiano en un primer avance hacia la oficialidadPlanteará la creación de impuestos ambientales y también sobre las bebidas azucaradas

La primera reunión presupuestaria, con presencia del presidente del Principado y la consejera de Hacienda, de la nueva dirección de la FSA -a través de Daniel Sánchez Bayón- y de los principales dirigentes de IU fue exploratoria. Lo suficiente para saber que habrá 123 millones extra de capacidad de gasto que permitirán incrementar la inversión y el dinero destinado a políticas sociales (infraestructuras sanitarias y educativas, por ejemplo), y también para que el Ejecutivo conociera de primera mano las prioridades de la coalición.

Que son muchas y no se quedan en el asunto de Sucesiones, aunque varias de ellas tienen que ver con la política fiscal. IU abundará en la creación de impuestos 'verdes', sobre residuos o contaminación atmosférica, dando carrete a las conversaciones y los acuerdos alcanzados en años pasados, y también sobre las bebidas azucaradas, una opción que el PSOE ve con recelo. Los servicios básicos o la regeneración democrática también van en este paquete de cuestiones prioritarias, así como un incremento de los fondos destinados al asturiano, ahora que los socialistas comienzan a virar hacia la oficialidad. «El asturiano no puede languidecer» mientras se hacen posicionamientos en favor de su reconocimiento, anotó el portavoz de IU, Gaspar Llamazares.

El portavoz socialista, Marcelino Marcos, comprometió el interés del PSOE por estudiar los planteamientos de IU y dar respuesta. Ya por la mañana el presidente del Principado, Javier Fernández, había remarcado el esfuerzo del Gobierno para entenderse con el resto de fuerzas de la izquierda, aunque lamentó el «desdén» con el que en los últimos meses han sido recibidos sus emplazamientos al diálogo.

Pero ni la actitud del Gobierno ni el relevo al frente de la FSA parecen convencer a Podemos de que es posible un giro en las políticas socialistas. «Ojalá no nos presenten un proyecto de presupuestos tan predecible como siempre», dijo, pesimista, el portavoz de la formación morada, Emilio León.

Fotos

Vídeos