El PP se reorganiza en las alas para luchar por dos diputados clave en 2019

Mercedes Fernández, en una reciente reunión con cargos y afiliados del PP en Llanes. / E. C.
Mercedes Fernández, en una reciente reunión con cargos y afiliados del PP en Llanes. / E. C.

Los populares se vuelcan en recuperar pulso en Occidente y Oriente, donde la creación de Foro les dejó muy debilitados, y recomponen su dañada estructura municipal

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

La lógica apunta a que el meollo de los resultados electorales en Asturias está en la circunscripción central, donde se concentran 34 de los 45 escaños en juego en la Junta General. Los otros once se reparten entre el Occidente, seis, y el Oriente, cinco. Pero la política no siempre está en sintonía con la lógica y basta recordar lo sucedido en 2012, cuando el gobierno de Asturias se decidió por un escaño y un puñado de votos en la comarca occidental. Todos los partidos son conscientes de ello y en especial el PP, sabedor de la debilidad de su estructura municipal en las alas y de los problemas que ello le supone en los comicios autonómicos. Los populares están volcados en una reorganización que, en el mejor de los casos, les permita conseguir un diputado adicional en cada una de esas dos circunscripciones.

Desde el punto de vista electoral, la implantación sobre el territorio de un partido es clave en una doble vertiente. Por un lado, la estrictamente municipal, la que tiene que ver con el número de alcaldías que se puedan conseguir en las urnas. Por otro, la autonómica: a más presencia y pulso local, más capacidad para movilizar votos y mejorar la representación en la Junta General. Desde esta perspectiva, el PP tiene un enorme problema y un agujero considerable en comparación con el PSOE, cuya fuerza municipalista en términos de alcaldes y concejales es mucho más potente.

La secretaría de Organización del PP intenta corregir este lastre, que tiene mucho que ver, en la etapa más reciente, con el impacto que sobre la estructura municipal popular supuso la aparición de Foro, que se llevó a sus filas a buena parte de sus cuadros y votantes. Con el partido forista ahora en retroceso, el PP intenta recuperar fortaleza y músculo en concejos del Oriente y el Occidente donde su presencia actual es residual o prácticamente inexistente. El trabajo desarrollado en las últimas semanas se plasmará ahora en la inminente celebración de congresos en municipios como Boal, Illano, Pesoz o Allande.

Saben los populares de las dificultades para lograr un buen resultado autonómico en el Occidente con los problemas que tienen en territorios como Valdés, donde intenta ahora encauzarse el rumbo del partido, o Navia. Los esfuerzos se dirigen a llegar a la doble cita electoral de 2019, autonómica y municipal, en las mejores condiciones posibles.

Un resultado ajustado

Es tan cierto que el grueso de la batalla se da en el área central, donde el PP tiene flancos abiertos por todos lados, principalmente en Oviedo, Gijón y Avilés, como que las alas son especialmente importantes en un escenario en que el poder puede caer hacia uno u otro lado, izquierda o derecha, por un margen ajustado de uno o dos escaños. De ahí el interés de los populares por crecer en el Occidente y el Oriente.

En la circunscripción occidental el PSOE tiene tres diputados, por dos del PP y uno de Podemos. En la oriental socialistas y populares cuentan con dos escaños cada uno, mientras que la formación morada tiene uno. Las estimaciones de la formación conservadora apuntan a una tendencia a la baja de Podemos que pondría en riesgo sus posiciones en las alas. Dos asientos, uno en el Occidente y otro en el Oriente, que podrían jugarse en un puñado de votos y que, de caer del lado del PP, serían una inestimable ayuda en caso de que el resultado en el área central fuese también satisfactorio.

Claro que el PP tiene un problema, en el centro y también en las alas, que se llama Ciudadanos y que amenaza con crecer a costa de mermar la saca de votos popular. De ahí el endurecimiento del mensaje por parte de los dirigentes del partido hacia la formación naranja en las últimas semanas. No hay discurso sin 'recado' a Albert Rivera y los suyos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos