Ripa recibe el 62,46% de los votos y revalida su liderazgo en Podemos

Daniel Ripa, en el centro, flanqueado por Lorena Gil y Emilio León. / ÁLEX PIÑA
Daniel Ripa, en el centro, flanqueado por Lorena Gil y Emilio León. / ÁLEX PIÑA

Su equipo acapara la composición del nuevo Consejo Ciudadano, con 30 miembros, frente a los tres de Desde Abajo y los dos de Agora Asturies

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Daniel Ripa fue ayer reelegido secretario general de Podemos Asturias. El también diputado autonómico revalida su liderazgo en la formación morada tras imponerse con holgura en el proceso interno a su compañero de bancada, Héctor Piernavieja, y a la concejala de Langreo Vanesa Llaneza. Ripa, que viene compaginando la Secretaría General y sus labores como parlamentario autonómico desde 2015, recibió el apoyo de 1.943 personas de las 3.178 que participaron en la votación telemática entre el 9 y el 13 de diciembre, lo que supone un 62,46% de los votos emitidos. El segundo candidato con mayor número de apoyos resultó Piernavieja, que obtuvo 752 votos (24,30%), mientras que Vanesa Llaneza alcanzó 410 votos (13,25%).

Los inscritos en Podemos también decidieron en este proceso la composición del nuevo Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) que, teniendo en cuenta que el sistema de votación favorece a la lista más votada, quedará formado por 30 miembros de Asturies 2019, incluido Daniel Ripa; tres del equipo de Desde Abajo, que defendía Vanesa Llaneza, y otros dos del grupo Agora Asturias, con Piernavieja a la cabeza, puesto que el diputado no solo se presentaba a la Secretaría General, sino que abría la lista de su grupo. Esto supone que Ripa contará en la dirección de la formación con un 85,7% de representantes, convirtiéndose «en el secretario general con más apoyos hasta la fecha de todos los Consejos Ciudadanos Autonómicos de Podemos en el Estado», destacaron desde la organización. De hecho, las cinco personas más votadas en el proceso abierto para elegir a los consejeros fueron miembros de su equipo: Nuria Rodríguez López, Jara Cosculluela, Lluis Miguel Orviz, Emilio León y Andrés Fernández Vilanova.

Todo ello en un proceso empañado por el desplome en la participación. Pese a que la actual dirección y el propio Daniel Ripa destacaron que el porcentaje de participación (36,3%) es el más alto del Estado y está muy por encima de la media nacional, a nadie se le escapa que en esta ocasión han acudido a las urnas virtuales un tercio menos de personas que en 2015, cuando lo hicieron unas 5.000. Los candidatos críticos con la actual dirección, Héctor Piernavieja y Vanesa Llaneza, coincidieron ayer -antes de conocerse los resultados- en que la organización no debe conformarse con la participación de uno de cada tres posibles votantes, aunque haya sido la mejor del resto de los procesos autonómicos abiertos desde Vistalegre II. «Podemos no puede conformarse ni satisfacerse nunca con un 36% de participación», anotó el diputado, quien entiende que «los tiempos cortos y apresurados» que se fijaron en esta asamblea no ayudaron a la reflexión, ni al debate, ni tampoco a la partipación. Además del escaso plazo con el que se convocó la asamblea, la concejala de Langreo añadió que el voto telemático «exclusivamente» tampoco ha favorecido ya que, razonó, «hay mucha gente sin recursos a la que con este método también le imposibilitamos la participación». Ambos entienden que la nueva dirección deberá trabajar para «involucrar de manera directa a muchas más personas» en la construcción del cambio en Asturias.

Y así se comprometió Daniel Ripa ayer, antes de saberse ganador, quien, si bien entiende que teniendo en cuenta el actual contexto político la participación conseguida debe ser valorada positivamente, asume el reto de «aumentar el arraigo a través de una mayor presencia municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos