El sector crítico con Barbón teme una «purga» en las candidaturas de 2019

El sector crítico con Barbón teme una «purga» en las candidaturas de 2019

El acto de El Entrego provoca malestar entre los discrepantes con la nueva dirección de la FSA: «No había nada que celebrar»

A. SUÁREZ OVIEDO.

Las aguas del PSOE asturiano bajan más calmadas después de los congresos que renovaron el liderazgo autonómico y buena parte de los locales, pero, aunque algo más soterradas, siguen existiendo las turbulencias. Los críticos con la actual dirección de la Federación Socialista Asturiana reaccionaron ayer con resquemor a las palabras del secretario general, Adrián Barbón, en las que anticipaba una profunda renovación de las candidaturas electorales en 2019, y mostraron su temor a que ese mensaje esconda una «purga» cuando llegue el momento de confeccionar las listas.

El malestar de los críticos se extiende incluso a la celebración del propio evento en el que Barbón realizó esa afirmación. Un acto en San Martín del Rey Aurelio para conmemorar el primer aniversario de la presencia en el municipio de Pedro Sánchez, hoy secretario general del PSOE y entonces sopesando zambullirse en la competición de las primarias, que finalmente ganó. «No hay nada que celebrar», replica un dirigente aludiendo a una confrontación interna que, dice, abrió heridas en la organización que aún tardarán en cerrar.

En su intervención, Barbón apuntó a la necesidad de, primero, diseñar un programa político que atienda a las necesidades de la Asturias de este tiempo y, después, conformar unas candidaturas para los comicios autonómicos y locales de 2019 que experimenten una profunda renovación. «Si la sociedad pide cambio hay que darle cambio», dijo el dirigente socialista.

Aunque el secretario general no entró en detalles, los críticos deducen de sus palabras que se acometerá una «purga» en las candidaturas que deje fuera a quienes en las primarias federales respaldaron a Susana Díaz frente a Sánchez y, en las autonómicas, se decantaron por José María Pérez frente a Barbón. «Se van a pasar facturas pendientes», interpreta un crítico, que entiende que la dirección regional debería promover la reconciliación «en lugar de ahondar en las fracturas».

Es verdad, en todo caso, que para la composición de las candidaturas queda todavía algo más de un año. Primero habrán de celebrarse las primarias, donde la militancia elegirá el cabeza de lista, y a partir de ahí se decidirán el resto de los equipos, potestad de la dirección y del comité autonómico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos