El sector crítico con Ripa prepara una candidatura al congreso de Podemos

Daniel Ripa, durante un pleno en la Junta. Atrás, a la izquierda, Héctor Piernavieja. / EFE
Daniel Ripa, durante un pleno en la Junta. Atrás, a la izquierda, Héctor Piernavieja. / EFE

Miembros del grupo parlamentario, como Piernavieja, respaldan a esta corriente, que aboga por que la corrupción deje de acaparar su agenda política

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Una corriente crítica con el actual secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa, prepara ya su candidatura alternativa de cara al inminente congreso autonómico de la formación, cuya celebración está prevista para el 23 de diciembre, a la espera de que sea ratificada hoy por el Consejo Ciudadano. El sector crítico alcanza incluso a miembros del grupo parlamentario, entre los que estaría al menos el diputado Héctor Piernavieja, lo que evidencia las diferencias internas en la bancada de Podemos con respecto a la estrategia política que ha venido liderando, desde febrero de 2015, Daniel Ripa. Consideran que, sin dejar de ser combativos, es el momento de centrar los esfuerzos en tratar de aprobar medidas que mejoren la calidad de vida de las personas, y entienden que la lucha contra la corrupción debe dejar de acaparar el grueso de la agenda política de la formación.

Pero las desavenencias no se quedarían en el fondo, sino que también afectarían a la forma.La corriente crítica tampoco comparte los mecanismos utilizados por la actual dirección para la organización del partido al entender que, después de casi tres años de mandato, siguen siendo muy «precarios» y no resuelven con suficiente eficacia las necesidades de la agrupación.

Podemos Asturias celebró el pasado lunes una reunión del Consejo Ciudadano autonómico y ayer lo hizo su Consejo Territorial. Uno de los principales puntos del orden día era establecer el calendario definitivo de la asamblea autonómica para proceder a la renovación de los órganos de dirección, con la mirada puesta ya en las elecciones autonómicas de 2019. La propuesta inicial pasa por celebrar la asamblea el próximo mes de diciembre, fijando las votaciones hasta el día 23. Unos plazos que sorprendieron al sector crítico por su premura, ya que apenas dejan margen para preparar la candidatura, y que serán sometidos a la aprobación por parte del Consejo Ciudadano –mediante votación telemática– hasta hoy a las siete de la tarde.

Los estatutos del partido establecen que el mandato tanto del Consejo Ciudadano autonómico como de la Secretaría General, en manos de Daniel Ripa desde febrero de 2015, es de tres años, por lo que la fecha tope para celebrar esta asamblea sería febrero de 2018. Si bien también es cierto que en otros territorios se han adelantado las respectivas asambleas a la pasada primavera, una vez celebrado el tenso congreso estatal de Vistalegre II.

Ripa, que en las primarias de 2015 se impuso de forma holgada –bajo el paraguas de la candidatura de Somos Asturias– sobre la candidatura de María José González –que encabezaba la candidatura de Asturies Sí Puede–, no ha manifestado aún públicamente su intención de continuar en el cargo. No obstante, es una cuestión que se da por hecho en las filas de la formación morada y que, además, sería perfectamente viable, puesto que no ha superado los ocho años que establecen los estatutos del partido como plazo máximo para ocupar el mismo cargo orgánico.

Fotos

Vídeos