Los soberanistas tienen 19 días para decidir si se presentan al 21-D

La diputada de la CUP, Anna Gabriel./Afp
La diputada de la CUP, Anna Gabriel. / Afp

El 17 de noviembre es la fecha límite para que PDeCAT, Esquerra y la CUP concurran a las elecciones autonómicas forzadas desde Madrid

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

El reloj electoral ha comenzado a correr. Los partidos que quieran presentarse a las elecciones convocadas para el 21 de diciembre en Cataluña tienen de plazo hasta el 17 de noviembre para inscribirse ante la Junta Electoral, según la ley orgánica del régimen electoral (LOREG). Entre las formaciones con representación, Ciudadanos, PSC y el PP ya han confirmado su participación en la contienda electoral.

Las dudas surgen en los cuarteles generales de Esquerra y PDeCAT donde han comenzado a debatir sobre si concurrirán o no a unos comicios autonómicos convocados desde Madrid y, en caso afirmativo, si lo harán juntos o separados. Acudir a la cita con las urnas trasladaría el mensaje a sus bases de que aceptan de nuevo la Constitución y el Estatut y dejan en papel mojado la proclamación la república catalana.

La antigua Convèrgencia es la fuerza que sale peor parada con la convocatoria: no tiene ni candidato, y sus expectativas electorales son funestas -las últimas encuestan les auguran una caída de más del 50% de votos-. Aún así su presidente, Artur Mas, defendió hace unos días que sería «letal» para el independentismo quedar fuera del Parlamento catalán. Sin embargo, la CUP sugirió que convocaría «una masiva insumisión».

El BOE puso ayer en marcha un ajustado calendario electoral que culminará el 21 de diciembre. Dado que Cataluña no tiene una ley electoral propia y se rige por la normativa estatal, el proceso tendrá que ser supervisado por la Junta Electoral Central. Al ser en día laboral, la legislación permite a los asalariados disponer de cuatro horas remuneradas durante la jornada de trabajo para ejercer su derecho a voto, igual que los miembros de mesas electorales durante toda la jornada.

Campaña electoral

La normativa electoral es muy estricta con respecto a los plazos y procedimientos que deben cumplir tanto los partidos como las coaliciones que quieren concurrir a las urnas. La campaña electoral, como siempre, será de quince días y comenzará el 5 de diciembre para acabar a las 00:00 horas del día 19. El 20 será la jornada de reflexión.

Los catalanes residentes en el extranjero tienen hasta el próximo 22 de noviembre para solicitar el voto en virtud del censo específico de ausentes en el exterior, mientras que los catalanes residentes en territorio nacional que no vayan a acudir al colegio electoral tendrán de plazo hasta el 17 de diciembre para hacerlo por correo. Establece, además, que en el plazo de una semana, los ayuntamientos deberán comunicar a las juntas electorales los emplazamientos para que los partidos coloquen carteles, pancartas y banderolas.

No obstante, las formaciones que vayan a ir en coalición deberán comunicarlo antes del 7 de noviembre. Este límite del calendario mete más presión aún a ERC y PDeCAT. Tienen diez días para decidir si reeditan la coalición Junts pel Sí en caso de que, primero, decidan concurrir a los comicios autonómicos. La misma fecha que tiene Podem, la marca catalana de la formación que lidera Pablo Iglesias para decidir si reedita su coalición con Catalunya Sí que es Pot.

Todas las candidaturas que vayan a concurrir a las elecciones serán finalmente publicadas el 21 de noviembre, un mes antes de la cita con las urnas.

Elecciones generales y referéndum en día laborable

Cataluña volverá a votar entre semana, como en el 2006, y en día laborable, como en 1980. Según recoge la convocatoria electoral, una vez publicada ayer la convocatoria en el BOE, las elecciones autonómicas deberán celebrarse 54 días después. Y ese plazo se cumple el jueves 21 de diciembre.

No es habitual en España celebrar comicios entre semana y lo habitual es que se realicen en domingo. Sin embargo, no es la primera vez que ocurre desde la restauración de la democracia. La primeras elecciones generales se celebraron un miércoles. Seis meses antes y también en miércoles, el 15 de diciembre de 1976, los ciudadanos votaron el referéndum de la Ley de Reforma Política que sancionó el tránsito de la dictadura a la democracia. Otro miércoles fue también el día para votar en referéndum la Constitución de 1978.

Las siguientes generales se celebraron el jueves 1 de marzo de 1979 y la histórica victoria del PSOE, que llevó a la Moncloa a Felipe González, tuvo lugar otro jueves, el 28 de octubre de 1982. Desde entonces no se votaba en un día laborable a escala nacional. No es el caso de Cataluña que ha elegido en dos ocasiones su Parlamento entre semana. La última vez, el 1 de noviembre de 2006, cuando el hoy senador del PSC Josep Montilla fue elegido presidente de la Generalitat.

No sucede así en otros países, como Estados Unidos, donde el Congreso decidió en 1945 uniformar el hasta entonces caótico calendario electoral y establecer un día de voto común para toda la nación: el primer martes después del primer lunes de noviembre.

Fotos

Vídeos