Susana López Ares, vicepresidenta de la nueva comisión territorial del Congreso

Susana López Ares. /EFE
Susana López Ares. / EFE

PP y PSOE se reparten la Mesa de la Comisión tras inhibirse Ciudadanos, mientras Podemos, ERC, PNV y PDeCAT mantienen su boicot

EUROPA PRESS

El diputado del PSOE José Enrique Serrano, un experto negociador que fue jefe de gabinete de Felipe González y José Luis Rodróiguez Zapatero, será elegido este miércoles presidente de la nueva comisión parlamentaria creada en el Congreso de los Diputados para estudiar la modernización del Estado autonómico español.

La Mesa de la Comisión estará compuesta por un presidente del PSOE (Serrano) y dos vicepresidentes, las diputadas del PP Alicia Sánchez Camacho y la asturiana Susana López Ares. Ambos partidos se repartirán los cinco puestos de la Mesa de la Comisión (con tres 'populares' y dos socialistas), ya que Ciudadanos ha renunciado a tener representación en la mesa presidencial. La comisión se va a constituir sin diputados de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra (ERC), el PNV y el PDeCAT, que mantienen su boicot por la situación catalana.

Este miércoles y tras la sesión de control al Gobierno, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, presidirá la constitución de esta comisión parlamentaria, que durante seis meses debe estudiar cómo modernizar el Estado autonómico y que, según pactaron el presidente Mariano Rajoy y el socialista Pedro Sánchez, será la antesala para la reforma constitucional.

En esa sesión constitutiva se leerá la relación de diputados adscritos y se elegirá a la Mesa de la Comisión, que según han pactado PP, PSOE y Cs estará compuesta por un presidente del PSOE (Serrano), dos vicepresidentes (las diputadas del PP Alicia Sánchez Camacho y Susana López Ares), y dos secretarios (el 'popular' Jaime de Olano y la socialista Sofía Hernanz). Ciudadanos declinó formar parte de la mesa.

José Enrique Serrano es un experimentado muñidor de pactos políticos a quien los distintos líderes del PSOE han encargado relevantes procesos de negociación. Este 'exfontanero' de Moncloa, que tomó posesión de su escaño el pasado 12 de septiembre cubriendo la baja de Eduardo Madina, participó activamente en las negociaciones para la fallida investidura de Pedro Sánchez durante la denominada 'legislatura corta'. El líder del PSOE también contó con él cuando en su primera etapa al frente de Ferraz decidió crear un Consejo asesor de expertos sobre la reforma constitucional y en los últimos tiempos formó parte del equipo de Sánchez que negoció con el Ejecutivo las medidas del 155.

En un primer momento, el PSOE, impulsor de la comisión, prefería que fuera un diputado del PNV el que presidiera el órgano parlamentario, pero los nacionalistas vascos decidieron suspender su participación como consecuencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que ha supuesto la destitución del Govern catalán y la intervención de la autonomía catalana.

Por el mismo motivo tampoco estarán en la comisión, al menos por el momento, los diputados de Unidos Podemos-En Comú y del PDeCAT. Menos aún los de Esquerra (ERC), que desde el primer momento ya anunció que no participaría en la comisión parlamentaria al considerar agotado el modelo autonómico.

En ese contexto, la comisión se constituirá con sólo 27 de los 37 miembros que tienen las demás: 14 del PP, nueve del PSOE, tres de Ciudadanos y uno de UPN, en representación del Grupo Mixto.

Los grupos deberán acordar en próximas fechas las líneas de trabajo de la Comisión. El PSOE ha propuesto como temas de debate el Balance del modelo autonómico, la ordenación de las competencias, el nombre de las Comunidades Autónomas, el análisis de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, la financiación autonómica y la autonomía local.

También quiere que los primeros comparecientes en desfilar por la mencionada comisión sean los tres 'padres' vivos de la Constitución de 1978: Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD), José Pedro Pérez-Llorca (UCD) y Miquel Roca (Convergència).

Su idea es que los tres hagan un diagnóstico del desarrollo del Estado autonómico en estos 40 años de democracia y pongan encima de la mesa posibles mejoras, habida cuenta de que la comisión territorial dará paso después a una subcomisión encargada de la reforma global de la Carta Magna para adaptarla al siglo XXI.

Esta Comisión, cuyos trabajos se prolongarán durante seis meses, es la gran apuesta de los socialistas para intentar desbloquear la crisis en Cataluña. Finalizados sus trabajos, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha acordado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abrir una subcomisión en la Comisión Constitucional para empezar a preparar una reforma constitucional.

Fotos

Vídeos