Los últimos refuerzos de la Guardia Civil parten desde Asturias a Cataluña

Los efectivos abandonan el cuartel de Rubín en autobús, ayer por la mañana. / PABLO LORENZANA

25 agentes de Gijón y de Oviedo se desplazaron ayer en autobús desde el cuartel de Rubín y sus compañeros esperan que «regresen pronto y bien»

C. GARCÍA OVIEDO.

A las siete y media de la mañana de ayer el cuartel de Rubín, en Oviedo, comenzó a ser un goteo de coches. Aún no había amanecido cuando los primeros agentes con orden de desplazarse a Barcelona llegaban al acuartelamiento. Se trata de un grupo de 25 guardias civiles de Asturias -de las comandancias de Gijón y de Oviedo- que se unen al operativo especial de cara a mantener el orden público y la seguridad el próximo domingo en Cataluña. Si el martes se desplazaron una treintena de agentes de la Unidad de Seguridad Cuidaba (USECI), ayer lo hicieron compañeros que ocupan puestos clave para el dispositivo catalán. Son los últimos efectivos que se desplazan desde el Principado.

Abandonaron el cuartel dos horas y media después de su llegada. Eran las diez menos cuarto de la mañana cuando salieron de la sede de Rubín con destino en Barcelona. A diferencia del martes, cuando emprendieron viaje una decena de vehículos de la Guardia Civil entre vítores y aplausos, ayer lo hicieron en un autobús, una furgoneta y un coche oficial. Todos ellos portaban en el salpicadero una bandera española. Tomaron rumbo a Barcelona tras cerrar todos los detalles del viaje y el operativo del 1-O. En esta ocasión, un pequeño grupo de compañeros despidió a los suyos con abrazos y dejando como recuerdo de su partido fotos con la bandera española.

Los 25 efectivos se unen a los compañeros desplazados días antes desde Asturias. «Lo que queremos es que todo esté tranquilo y vuelvan pronto y bien. La situación nos preocupa», relatan. Son cerca de 200 agentes que ayudarán a mantener el orden. De ellos, 120 son efectivos de la Policía Nacional. En concreto, se trata de dos grupos de la UIP (Unidad de Intervención Policial) y agentes de la Brigada de Información de Oviedo y Gijón la semana pasada, así como de la Brigada Móvil-Policía del Transporte de Oviedo y dos subgrupos de Oviedo y Gijón de la UPR (Unidad Policial de Respuesta) este martes.

Sube la venta de banderas

El conflicto de Cataluña tiene otro efecto. En las últimas semanas la demanda de las banderas españolas se ha disparado, incluso más que tras la victoria de la selección española de fútbol en el Mundial de 2010. Según datos de la empresa Sosa Días, dedicada a la producción de banderas, los pedidos se han «triplicado». En Asturias, los comerciantes aseguran que «desde hace unos días venden más», sobre todo en el caso de bazares chinos, como explican desde diferentes locales de Gijón y Oviedo. También aumentan los asturianos que han decidido colocar la bandera en sus balcones y ventanas.

Fotos

Vídeos