«No vamos a consentir una corriente que amenace con la división interna»

Los 'sanchistas' acusan a Marcelino Marcos de «deslealtad» y la candidatura de Pérez alerta de las «nefastas consecuencias» de la plurinacionalidad

C. GARCÍA GIJÓN.

A ocho días de que Adrián Barbón y José María Pérez se vean las caras en el debate entre ambos candidatos a ocupar la secretaría general de la FSA, las aguas vuelven a revolverse. Las declaraciones del portavoz del PSOE en la Junta General del Principado, Marcelino Marcos Líndez, el viernes pasado en los cursos de La Granda, apoyando el modelo de «una sola nación en España» al referirse a la reforma constitucional, contrario al de «plurinacionalidad» defendido por su secretario general Pedro Sánchez y acordado por los socialistas en su 39 congreso, no han pasado desapercibidas para los 'sanchistas'. «Suponen una deslealtad manifiesta. Un desprecio a la militancia y un acto de indisciplina impropio de quien ocupa cargos de tanta relevancia», remarcaron ayer.

Los defensores de la candidatura de Barbón encuentran en las palabras del portavoz - en La Granda declaró que «Sánchez puede hablar de lo que quiera, pero a mí la plurinacionalidad no me gusta»-, una clara desobediencia al «máximo órgano del partido». «No lo dice Pedro Sánchez, lo dice el congreso, y todos estamos obligados a acatar las directrices», insisten.

«Desaforado ataque»

Por su parte, la candidatura de José María Pérez entiende la respuesta de los 'sanchistas' como un «desaforado ataque» y defiende que las declaraciones de su compañero «no atacan en absoluto» las resoluciones del congreso federal. «Deslealtad», dicen, «sería no hacer un ejercicio de prevenir sobre las nefastas consecuencias de tomar decisiones sin debatir internamente». Y recuerdan a los 'sanchistas' que el concepto de plurinacionalidad «está sin definir» y de su definición, remarcan, «depende sus consecuencias para Asturias». Frente a ese modelo, la candidatura de Pérez apuesta por tener «los mismos derechos y oportunidades» al margen de donde se resida.

Los 'sanchistas' insisten en la importancia del resultado de las primarias porque, dicen, si gana la candidatura de Pérez, temen que «en vez de priorizar en hacer oposición al PP podría plantearse una estrategia de hacer frente al partido federal solos o en connivencia con otros barones territoriales». Temen, incluso, que «compañeros se declaren en rebeldía y pongan en marcha una corriente crítica que amenace al partido con la división interna. «No lo vamos a consentir», adelantan.

Fotos

Vídeos