El PP votará en contra de unas cuentas «instaladas en la radicalidad»

Mercedes Fernández, con el resto de diputados del PP, en el tradicional brindis de Navidad. /  P. LORENZANA
Mercedes Fernández, con el resto de diputados del PP, en el tradicional brindis de Navidad. / P. LORENZANA

Mercedes Fernández llamó el martes al presidente del Principado en un último intento para llegar a un acuerdo, que rechazó el jefe del Ejecutivo

DANIEL FERNÁNDEZ OVIEDO.

El PP asturiano descarta apoyar los presupuestos regionales de 2018, como hiciera con los de 2015 y los del presente ejercicio. Aunque la posibilidad de que dieran su voto favorable era muy remota, debido a que el Gobierno y el PSOE dieron preferencia a un acuerdo con los partidos de izquierda, los populares mantuvieron su mano tendida hasta el último instante, como ayer reconoció Mercedes Fernández. La presidenta del PP asturiano llamó el martes al jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Fernández, en un último intento por conseguir un acuerdo que permitiera salvar las cuentas de 2018. Al no ser aceptado este ofrecimiento, los populares mantienen su veto a los presupuestos y ayer presentaron una enmienda a la totalidad, así como la petición de devolución de las mismas.

De esta forma, todos los grupos de oposición -salvo IU- han presentado enmiendas a la totalidad del proyecto de presupuestos presentado por el Gobierno del Principado.

En la conversación que mantuvieron el martes, el presidente del Principado agradeció al PP su disposición a reeditar el acuerdo del pasado año, pero que en esta ocasión, según Mercedes Fernández, no era posible tras el acuerdo alcanzado con IU.

Los populares registraron ayer la enmienda a la totalidad porque, a juicio de su presidenta, el Gobierno «presenta unas cuentas instaladas en la radicalidad y en unos planteamientos que ni desean ni esperan los asturianos».

Mercedes Fernández, que ayer participó en el tradicional brindis navideño con los diputados de su grupo en la Junta, recordó que desde el primer momento tendió la mano al PSOE para reeditar un acuerdo presupuestario como el logrado el año pasado. «Pero en esta ocasión, nos han dado con la puerta en las narices para instalarse en unos presupuestos instalados en la radicalidad», añadió. Como contrapartida, los populares reclamaban más rebajas fiscales. Entre ellas la eliminación «total» del impuesto de sucesiones para herederos directos y para los consanguíneos, como los sobrinos. Esta propuesta forma parte de una de las sesenta enmiendas parciales que registró ayer en la Junta General el PP.

Foro y Ciudadanos

Por su parte, Foro también ha presentado una enmienda a la totalidad contra unos presupuestos que son «continuistas y dañinos» para Asturias. La presidenta de esta formación, Cristina Coto, afirmó que se trata de unas cuentas «para ver pasar el tiempo y ver cómo Asturias decae».

Ciudadanos, que el año pasado apoyó los presupuestos, también justificó la enmienda a la totalidad presentada. Su portavoz, Nicanor García, asegura que el proyecto presentado «no sacará a Asturias de la cola del crecimiento económico», destacando que aunque se trata de un presupuesto expansivo «solo un 8% del mismo está destinado a inversión productiva».

Las cuatro enmiendas de totalidad serán defendidas por los grupos que las proponen en el pleno que se celebrará mañana. Si logran tener mayoría, los presupuestos serán rechazados y, por tanto, se aplicaría la prórroga. Si son rechazadas, las cuentas serán aprobadas y continuarán con su tramitación parlamentaria hasta la sesión del 29 de diciembre, en la que se debatirán y votarán las parciales. En total, los grupos registraron 353 enmiendas parciales: una corresponde al PSOE; tres son conjuntas con IU; el PP ha presentado 61, Podemos 85, Foro 130 y Ciudadanos 73.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos