A vueltas con la financiación autonómica y la plurinacionalidad

A. S. / D. F. OVIEDO.

El ámbito de las políticas sociales fue donde mejor se pudo apreciar la línea general que marcó el desarrollo del debate. Esto es, con Barbón tratando de mostrarse expositivo y de lanzar propuestas y con Pérez intentando jugar a la ofensiva y desgastar al adversario.

El alcalde de Laviana lanzó algunas propuestas que son, a su juicio, capitales para el sostenimiento del estado de bienestar. Citó, por ejemplo, el rechazo a cualquier tipo de copago sanitario. En materia educativa, apostó por el impulso de la red de cero a tres años, por la FP y por la financiación adecuada de la universidad. Argumentos que el portavoz municipal de Gijón trató de desacreditar a partir de la idea de que o ya se han aplicado en el pasado, o están en marcha en estos momentos a través del Ejecutivo de Javier Fernández. «No se trata de repetir el programa de hace treinta años o con el que nos presentamos a las últimas elecciones», dijo.

Fue aquí donde Pérez esgrimió con más insistencia una de las principales bazas de su discurso: la plurinacionalidad. El político gijonés cree que ese término, acuñado por la nueva dirección federal de Pedro Sánchez, genera mucho debate interno en el partido y que provoca fuertes resistencias en amplios sectores. Intentó aprovechar la polémica para afear a Barbón, 'sanchista' reconocido, los peligros que ese debate puede suponer para Asturias a la hora de tratar asuntos de calado como la financiación autonómica. A su juicio, la aspiración de algunas comunidades de tener un trato «especial» en el reparto de recursos amenaza al Principado.

«No admitiré una financiación injusta», replicó Barbón, que priorizó criterios como la orografía, el envejecimiento o la dispersión de la población en el reparto de fondos y que ironizó con que Pérez «se confunde» con la plurinacionalidad.

Fotos

Vídeos