Willy Bárcenas da la cara en Asturias: «Cualquiera puede imaginarse cómo estoy»

Bárcenas, esta tarde en Llanera. / HUGO ÁLVAREZ

El líder de Taburete agradeció el apoyo de amigos y familia y promete ofrecer la misma energía que en cualquier otro concierto «a pesar de que uno es humano y hay cosas que están en la cabeza»

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA

Willy Bárcenas, el hijo cantante del extesorero del PP, no se esconde. Ya el día anterior había anunciado que estaría en Asturias para participar en el festival Baldumac, donde en unas horas su grupo, Taburete, comparte escenario con Maldita Nerea, pero es que además no puso ningún problema en participar en la rueda de prensa anunciada por la organización. Habló sobre todo de música, claro, y de los planes del grupo, pero la presencia de televisiones nacionales y de todos los medios de comunicación auguraba que el tema de que su padre y su madre acabasen de ser condenados por el caso Gürtel saldría a relucir en cualquier momento. «Uno es humano y hay cosas que están en la cabeza, pero eso no puede cambiar lo que sucederá esta noche, tanto por los organizadores como por los fans, que se van a encontrar por nuestra parte con la misma energía y las mismas ganas de siempre, no habrá ningún cambio con otros conciertos», aseguró tras ser preguntado sobre su situación personal.

Explicó también que, en su opinión, «la música es terapéutica», por lo que confía en que tanto el grupo como la gente se lo van a pasar bien esta noche en el festival de La Morgal, en el corazón de Asturias. «Cualquier persona se puede poner en esta situación, puede imaginarse cómo estoy, pero esto es un festival de música y no quiero poner por delante otra cosa», añadió. Lo que hoy toca, explicó, es «hacer a Taburete más grande».

Ante las preguntas de EL COMERCIO.es sobre si se sintió en las últimas horas apoyado por su entorno más cercano, contestó: «Completamente, tengo un gran grupo de amigos, una gran familia que también es el grupo y todo el mundo está, como es normal, con los amigos en las buenas, en las malas y en las que toque». Sobre el apoyo recibido en su entorno familiar más cercano, fue rotundo: «Por supuesto, me apoyan en todo, la verdad es que no tengo queja de nadie».

Una de las ruedas de prensa, seguramente, más complicadas para el joven Guillermo Bárcenas, que ha visto como en las últimas horas, además de apoyos de sus fans, recibía también un buen número de 'palos' a través de las redes sociales. Aún así, ha demostrado un claro compromiso con sus seguidores presentándose en Asturias en unas circunstancias en las que muchos otros artistas quizás hubiesen cancelado la actuación. Pero el Taburete de Bárcenas estará esta noche en Baldumac a eso de medianoche, cuando acabe Maldita Nerea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos