La FSA da por zanjada la polémica del carbón y busca el pacto de la izquierda

Barbón, el sábado, en su intervención en el acto de celebración del 125 aniversario de la agrupación socialista de Oviedo. / ÁLEX PIÑA
Barbón, el sábado, en su intervención en el acto de celebración del 125 aniversario de la agrupación socialista de Oviedo. / ÁLEX PIÑA

Las conversaciones con Podemos e IU en pos de un entendimiento que desbloquee la legislatura, clave en la agenda de la dirección socialista

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

La Federación Socialista Asturiana quiere pasar página y dejar atrás la polémica de estos últimos días sobre el carbón, después de la aprobación de una iniciativa de Unidos Podemos en el Congreso, con el voto a favor del PSOE, que planteaba un adelanto del cierre de las centrales térmicas. Los socialistas creen que las palabras del secretario general, Pedro Sánchez, en el acto de celebración del 125 aniversario de la agrupación de Oviedo, revalidando el compromiso del partido con el mineral autóctono y con las cuencas, finiquitan el debate y permiten atender otras cuestiones prioritarias. Una de las más relevantes, el diálogo con Podemos e IU para romper el bloqueo que amenaza con una legislatura perdida.

Piensa la dirección de la FSA que la intervención de Sánchez en Oviedo fue contundente y que constató que la posición del partido respecto del carbón no ha cambiado. El líder federal sostuvo que las resoluciones del último congreso, que contemplan dar peso al carbón y respaldo a las comarcas mineras en una transición energética que tiene como horizonte 2050, en el marco de una apuesta por un pacto energético que conceda espacio al mineral autóctono, son las que rigen el proceder del PSOE en este terreno. A partir de ahí, los socialistas asturianos dan por finiquitada la discusión y apuestan por enfocar la mirada a otras cuestiones.

Más noticias

Las palabras de Sánchez también apaciguaron al SOMA, que había recibido con asombro la decisión adoptada en las Cortes Generales. El sindicato minero, y así se lo trasladó su secretario general, José Luis Alperi, al líder federal, defiende que el partido se mueva en los términos que sobre el carbón se pactaron tanto en el congreso federal como en el posterior cónclave regional. Y anuncia que estará vigilante para garantizar que esos compromisos se cumplan.

Desde la convicción de que la polémica tiene ya poco recorrido, la FSA encara nuevos retos y el intento de alcanzar acuerdos con Podemos e IU es uno de ellos. En paralelo a la negociación presupuestaria, la dirección que lidera Adrián Barbón abrirá en breve contactos con ambas fuerzas para tratar de propiciar consensos que permitan salvar la legislatura. El partido pondrá toda la carne en el asador porque piensa que Asturias difícilmente puede resistir otro año largo de parálisis. Y, de paso, quiere dejar claro que si los acuerdos no cuajan no será por su inacción.

Fotos

Vídeos