Interior desvela que el despliegue de 6.000 agentes el 1-O costó 87 millones

Intervención de Zoido ante el Senado. / Ep

El ministro del Interior justifica en el Senado las cargas policiales y recuerda que las Fuerzas de Seguridad del Estado actuaron según las órdenes de la Fiscalía, el TSJC y el TC

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Más de tres meses después de las cargas policiales que el 1 de octubre causaron cientos de heridos en Cataluña, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha acudido al Senado para dar explicaciones sobre lo ocurrido la jornada del referéndum electoral. También ha revelado los números de la ‘operación Copérnico’: en los días previos y posteriores al referéndum ilegal se desplazó a Cataluña 6.000 agentes, si bien la media ha estado en torno a los 4.500. El coste en dinero ha sido de 87 millones de euros.

Lo primero que ha hecho Zoido ha sido justificar la labor de los efectivos de la Guardia Civil y Policía Nacional destinados en Cataluña y de los otros cerca de 6.000 agentes que se enviaron de refuerzo en el marco de la ‘operación Copérnico’. Según ha insistido el ministro, las Fuerzas de Seguridad del Estado actuaron en base a las instrucciones de la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el Tribunal Constitucional. Unas órdenes, ha recordado el titular del Interior, que también afectaban a los Mossos d’Esquadra. “La misión que los Cuerpos y las Fuerzas de Seguridad del Estado han tenido en Cataluña es la de cumplir y hacer cumplir la Constitución, el Estatuto y el ordenamiento jurídico", ha dicho el ministro.

Más información:

La misión incluía velar el precinto de los locales designados por la Generalitat y de no poder lograrse, incautarse de urnas, papeletas o material informático del referéndum. Los Mossos tenían el objetivo de velar por el precinto de los colegios. Y, ha dicho Zoido, en todas las reuniones de Interior con los Mossos, entonces con Josep Luis Trapero al frente, aseguraron tener preparado el dispositivo para cumplir con su cometido. Allá donde no pudieran hacerlo, habría contingentes de Policía Nacional y Guardia Civil para servir como refuerzo.

«Limitada eficacia»

Según ha explicado Zoido, la “limitada eficacia de los Mossos” –a los que ha recriminado sin tapujos su pasividad el 1-O-, obligó a las 9.00 horas a activar los efectivos de reserva de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Estas unidades desactivación 113 colegios y otro centenar de locales que no llegaron a abrir o cerraron voluntariamente ante la presencia de Policía o Guardia Civil. La actuación, continuó, se llevó a cabo bajo las premisas del uso de mínimo de la fuerza y el mantenimiento de la seguridad de la ciudadanía. "Las Fuerzas de Seguridad del Estado –ha afirmado tajante el ministro- hicieron un uso proporcional de la fuerza, evitando un uso excesivo".

Iglesias critica el alto coste económico de la operación policial en Cataluña

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado este jueves el coste del despliegue de la Policía y la Guardia Civil por el referéndum ilegal en Cataluña del pasado 1 de octubre que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha cifrado en 87 millones de euros. "A la vista de lo que ha ocurrido con el despliegue desde luego ese dinero de los contribuyentes no se gastó de la manera más sensata posible", ha denunciado.

En declaraciones en el Congreso donde se ha reunido con representantes de la Coordinadora Estatal de Plataformas de la Dependencia, ha calificado de "vergüenza nacional" que se continúe en Cataluña una "guerra de banderas" o se discuta sobre la aplicación del reglamento del Parlament cuando hay miles de españoles que fallecen esperando la ayuda a la dependencia.

"Hay que empezar a hablar de los problemas de la gente, es un insulto y una humillación a la ciudadanía hablar solo de reglamentos", ha criticado Iglesias al ser preguntado por la posibilidad de que Carles Puigdemont pueda ser investido mientras permanece en Bruselas. El líder de Podemos ha alertado de que no piensa contribuir a que se siga sacando de la agenda asuntos fundamentales como la dependencia porque los ciudadanos están ya un poco "hartos" de que los políticos no busquen soluciones a sus verdaderos problemas.

Los efectivos policiales se enfrentaron en muchos casos a concentraciones “organizadas” de personas para evitar que cumplieran con el mandato judicial. Entre ellas, habría muchos radicales. “Entre las personas pacíficas que iban con buena fe a votar se infiltraron algunos radicales que estaban perfectamente coordinados y organizados". “En ningún momento la actuación policial tuvo como objetivo a los votantes”, ha destacado el ministro, que ha añadido que muchas de las operaciones policiales fueron abortadas para no actuar contra la población o evitar un excesivo uso de la fuerza. Según ha concluido, "la actuación fue legítima, profesional y proporcionada".

Respecto a los heridos, 800 según el independentismo, Zoido ha aludido a manipulaciones y datos falsos que llegaron incluso a ser publicadas en medios internacionales. En cualquier caso, Zoido ha reconocido ser quien más lamenta que haya habido heridos, si bien a renglón seguido a culpado de ello a los organizadores del referéndum.

Fraude

El ministro también se esforzó en destacar el resultado fraudulento del referéndum, que tuvo su origen en la libertad para votar en cualquier centro que la Generalitat anunció a primera hora de la mañana. Así, señaló que desde el independentismo se presentaron recuentos en colegios que habían sido cerrados. "Se puede comprobar que los Mossos d'Esquadra evitaron votaciones en poblaciones de las cuales luego se dieron resultados", ha dicho el ministro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos